miércoles 25/5/22
Crisis de gobierno

El alcalde de Ponferrada recula al plantarle cara CB y acusarlo de hacer «política basura»

Olegario Ramón admite el error con su socio de gobierno por el asfaltado de calles a particulares
                      El bercianista de CB, Iván Alonso, ayer al término de la reunión con el alcalde, que no quiso foto. DL
El bercianista de CB, Iván Alonso, ayer al término de la reunión con el alcalde, que no quiso foto. DL

Fue una reunión tensa, incómoda, de recelo, enfado y de pura desconfianza mutua. Al alcalde de Ponferrada, al socialista Olegario Ramón, le sacaron los colores ayer por la mañana sus dos concejales, socios de gobierno de la bancada de Coalición por el Bierzo (CB), Iván Alonso y Jesús López.

El domingo, el regidor puso al pie de los caballos a los dos bercianistas al anunciar —sin consultarles previamente y sin tampoco hablar con la empresa constructora adjudicataria— una investigación, por dudar del asfaltado de una calle en Dehesas, en la que tiene propiedad un edil de Ponferrada y promovió CB.

Olegario Ramón emitió una nota de prensa sin que lo supieran los ediles de CB y los convocaba para este lunes a su despacho, para que se explicaran sobre presuntas irregularidades que había visto en redes sociales e Internet.

La reunión entre el alcalde y los dos ediles de CB fue ayer a primera hora, pero en ese momento el que llevaba la espada desenfundada ya no era Olegario Ramón, sino su socio de gobierno, el bercianista Iván Alonso. Éste, desde el primer momento, dejó bien claro al regidor que no le iba a tolerar que practicase con ellos la «deslealtad» y la «política basura».

Iván Alonso le dijo a Olegario Ramón que si todo el revuelo que creó con su inoportuno y precipitado anuncio de abrir una investigación sobre un asfaltado —que era cosa entre una empresa y particulares— formaba parte de una estratégica política, para distanciar al PSOE de sus socios de gobierno en Ponferrada ante las próximas elecciones, el propio Alonso y también su concejal Jesús López estaban dispuestos a ir a la oposición y dejar sus responsabilidades al frente de la concejalía de Medio Rural. Le dejaron bien claro al alcalde que no tienen apego al cargo y que estaban muy dolidos por su actitud, rayana en la deslealtad y la desconfianza, causándoles un daño gratuito y sin fundamento.

Es más, en un momento de la conversación Olegario Ramón tuvo que escuchar de los bercianistas que, gracias a ellos, está ahora de alcalde, puesto que hubo personas de CB que no veían bien pactar con él.

Olegario Ramón le respondió que, en absoluto, este incidente del fin de semana tenía que ver con una estrategia política suya para precipitar la ruptura del pacto político. Así las cosas, y quedando finalmente claro que lo del asfaltado de la Décima Travesía de Dehesas era todo legal y no había irregularidad alguna, ni oscurantismo en nada, el regidor admitió a los bercianistas de Coalición por el Bierzo su error.

Influenciado por redes sociales

En la reunión, Ramón lo calificó como «un error de comunicación». Un error que los bercianistas estimaron como «un error brutal», ya que si el alcalde hubiera tenido la delicadeza de llamarles, consultarles sobre el problema o sus dudas, y no dejarse llevar por lo que digan las redes sociales, todo este asunto no hubiera generado el revuelo y la desconfianza que ahora existe encima de la mesa. Desde Coalición por el Bierzo no ocultaban ayer al periodista que «toman nota» de lo sucedido.

Molesto por los «celos»

«No es de recibo este trato», comentaba un bercianista a este periódico sobre la gestión de desconfianza hecha por Olegario Ramón, distanciándose con una nota de prensa de la concejalía de Medio Rural, de CB, y señalando al concejal Iván Alonso.

En la reunión también quedó patente el malestar del alcalde de Ponferrada por considerar desde CB que Olegario Ramón actuaba en este caso por puros «celos» ante la buena gestión que están desarrollando en los pueblos los concejales bercianistas, ya que donde despuntan con sus buenas acciones —como fue el caso de la perrera y otros temas que llevan en el medio rural— luego al alcalde le produce recelo, por no capitalizar él esos logros.

El alcalde de Ponferrada recula al plantarle cara CB y acusarlo de hacer «política basura»
Comentarios