martes 29/9/20

El alcalde urge que se aclare el caso y se detenga al autor

El alcalde de Cacabelos, el popular Adolfo Canedo, se convirtiró ayer en la extensión oficial del pesar que invade a toda la sociedad de la villa del Cúa. «Estamos a medio camino entre la incredulidad, la consternación y la indignación», dijo el regidor, que trasladó su pésame a la numerosa familia de la víctima. «El pueblo está que no da crédito a la noticia», confesó Canedo.

La primera autoridad municipal hizo votos, sin querer adentrarse en ningún tipo de hipósitesis sobre el suceso, para que se esclarezcan todas las circunstancias que han rodeado al mismo y sobre todo para que se detenga al autor o a los autores de los hechos. «En el caso de que se confirme que ha sido una muerte tan violenta, que la justicia actúe y que caiga todo el peso de la ley contra quién corresponda», deseó.

El alcalde urge que se aclare el caso y se detenga al autor