domingo 26.01.2020

Un alga tóxica contamina el lago de Carucedo y obliga a cerrarlo al baño

Los análisis realizados por los técnicos de Sanidad determinan que existe un riesgo moderado provocado por una bacteria que libera toxinas y es nociva
Un alga tóxica contamina el lago de Carucedo y obliga a cerrarlo al baño

Desde hace unas semanas, los vecinos de Carucedo están preocupados por el aspecto que presenta su lago. El tono verdoso y turbio del agua ha provocado numerosas críticas y un especial malestar entre la población por los rumores de contaminación que planean sobre este paraje natural próximo a Las Médulas. El lago siempre ha estado en el punto de mira por el vertido de los desagües, pero ahora la inquietud es especialmente alarmante.

Desde hace un par de días, el agua ha sido declarada de forma oficial no apta para el baño. Un cartel, escondido tras las ramas de un árbol así lo advierte. Esto después de que el Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social de la Junta obligara al Ayuntamiento -"a través de un informe al que ha tenido acceso este periódico-" a «instalar carteles en lugares claramente visibles, en los que conste la prohibición expresa de bañarse o la recomendación de abstenerse del baño». Sólo hay un cartel y su visibilidad es difícil.

La causante de esta situación es una bacteria de aspecto similar al de las algas y potencialmente tóxica que puede ser nociva para las personas. Se trata de una serie de organismos dispersos por todo el agua y que a altas densidades provocan una considerable turbiedad. Los síntomas que puede causar esta bacteria van desde el dolor abdominal y las náuseas hasta diarrea, vómitos, dolor de cabeza o garganta, tos seca o ampollas en la boca, entre otros efectos. Principalmente debido a la ingesta del agua.

Ayer el desconcierto era generalizado entre los vecinos, muchos de ellos no se habían percatado de la existencia del cartel de prohibición. «Hasta el domingo todavía estaba puesta la bandera azul y el agua se veía incluso más sucia que ahora. Lo que está claro es que algo pasa, porque el año pasado el lago no tenía este aspecto», aseguró uno de los bañistas, al tiempo que describió que «si se coge el agua con la mano puede verse una especie de pigmento verde flotando». Algo propio de las algas cuando liberan las toxinas.

Los frentes están abiertos. Algunos vecinos achacan el estado del lago a que los desagües desembocan en las aguas y en verano la población se multiplica. Otros, defienden que en ningún momento los análisis de los técnicos de Sanidad han dado como resultado aguas fecales, residuos tóxicos o vertidos incontrolados, sino una cantidad elevada de clorofila A, la toxina que liberan estas algas. «En el último muestreo realizado esta semana se ha determinado un nivel de 45 microgramos por litro de clorofila A. Al estar próximo al valor de un riesgo moderado -"50 microgramos por litro-" este servicio territorial declara no aptas para el baño las aguas del lago de Carucedo».

Lo que todos los vecinos y turistas coinciden en señalar es la necesidad de dotar al lago de un sistema de depuración que limpie las aguas, ya que históricamente vierten al mismo todos los desagües de la localidad, máxime en verano.

Un alga tóxica contamina el lago de Carucedo y obliga a cerrarlo al baño