jueves 26/11/20
El debate sobre las infraestructuras

La alternativa gallega a la A-76 abre al tráfico su primer tramo de autovía

A la espera de decisión estatal para esta vía, ya están abiertos 9 kilómetros de Orense a Lugo
La actual Nacional 120 entre Ponferrada y Orense, en la imagen en los túneles de La Barosa, soporta tráfico muy abundante. L. DE LA MATA
La actual Nacional 120 entre Ponferrada y Orense, en la imagen en los túneles de La Barosa, soporta tráfico muy abundante. L. DE LA MATA

En un momento en el que nada nuevo se sabe sobre la consignación de fondos en los próximos Presupuestos Generales del Estado para construir la autovía de Ponferrada a Orense —la A-76—, dónde sí han dado los primeros pasos es en Galicia para crear un vial de alta capacidad, del que se verían como alternativa beneficiados el Bierzo y el resto de la provincia de León. Sería, de no construirse o prolongarse aún más en el tiempo la A-76, la alternativa menos mala para poder llegar de Ponferrada a Orense por autovía.

Se trata de la construcción ya iniciada de la autovía que comunicará Lugo con Orense, la A-56. El mes pasado comenzaban a circular por ese vial los primeros vehículos por el primer tramo de 9 kilómetros, entre el pueblo lucense de Carballedo y el orensano de Vilamarín. Fue necesaria una inversión de 55 millones de euros y 12 años de obras, paralizadas por la crisis económica entre el 2010 y el 2015. Esta autovía que arranca de Orense en dirección Lugo va casi paralela a los cañones de la Ribeira Sacra, por donde pasaría la Ponferrada-Orense. La citada A-56 que acaba de ver realidad el primer tramo está proyectada para conectar con la autovía A-54, la que va desde Lugo a Santiago de Compostela. La A-56 y la A-54 enlazarán en el municipio lucense de Guntín.

Nuevas alternativas
De Ponferrada a Lugo hay una hora de viaje por la A-6. De Lugo a Orense será otra hora por la A-56 Demora en los plazos La viabilidad de este tramo alternativo es cuestionado ya que tenía que estar finalizado en 2011

Se da la circunstancia que buena parte de las obras de la autovía entre Lugo y Santiago por Melide y Arzúa están ya terminadas, a falta de unos 20 kilómetros. De esta forma, cuando esté terminada la autovía Orense-Guntín, quedará a la vez enlazada la autovía de las Rías Baixas desde la capital orensana con la autovía del Noroeste, con la ciudad amurallada de Lugo.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, para Ponferrada se presenta abierta la alternativa de viajar por autovía a Lugo, dejar la A-6 para tomar la autovía hacia Santiago y contar con la posibilidad de girar a la izquierda en dirección sur a la altura de Guntín para viajar a Orense.

Hay que tener en cuenta que la provincia de Orense se presenta también como salida alternativa de gran parte del tránsito de vehículos que proceden del norte de Portugal y de las rías bajas gallegas, de Vigo y su gran zona de influencia comercial. Además, a todo ello hay que tener en cuenta que si se echa un vistazo al mapa gallego de carreteras, la salida por autovía de Orense hacia Lugo permite también enlazar más hacia el norte con la autovía del Cantábrico por Villalba, y así, buena parte de las mercancías del sur podrían salir también hacia la costa norte salvando el puerto de Pajares.

Ahora mismo ya se puede circular por autovía entre Guntín y Lugo, a lo largo de 22,9 kilómetros. A ello se unen los citados apenas 9 kilómetros del tramo abierto de la A-56 Orense-Lugo entre Carballedo y Vilamarín.

Cuando la A-56 esté terminada y entre en servicio, las ciudades de Lugo y Orense quedarán a una distancia de 93,2 kilómetros. Esto significa que Ponferrada, el Bierzo y el resto de la provincia se fijen en este vial.

Cabe señalar como referencia que Ponferrada está de Lugo por la autovía del Noroeste a poco más de cien kilómetros. El Google Maps lo sitúa en 112 kilómetros para recorrer en una hora y quince minutos. A ello se unirían los aproximadamente 90 kilómetros de distancia entre Lugo y Orense, lo que convertiría en dos horas largas el viaje de Ponferrada a Orense. Eso sí, siempre y cuando entre en servicio la autovía de Orense a Lugo, ya que cuando se proyectó se dijo desde la Administración que estaría finalizada en el 2011 y en el 2020 sólo ha abierto 9 kilómetros.

La alternativa gallega a la A-76 abre al tráfico su primer tramo de autovía
Comentarios