sábado 16/10/21
Ponferrada

Alzhéimer Bierzo plantea ampliar su centro con arquitectura efímera

Es una solución temporal con la que podría sumar 30 plazas a las 45 que son insuficientes
Acceso principal al centro terapéutico de Alzhéimer Bierzo, en Ponferrada. L. DE LA MATA

Los problemas de espacio del centro terapéutico que la Asociación Alzhéimer Bierzo gestiona en Ponferrada son ya un mal endémico al que la dirección lleva años buscando soluciones. La demanda crece y las plazas continúan siendo 45. Antes de que se decretara el estado de alarma que obligó a suspender toda actividad terapéutica y a cerrar las puertas del centro ubicado en Flores del Sil, había 60 personas en lista de espera y la tendencia es alcista. Por eso, se ha empezado a dar un peso cada vez mayor a las aulas ubicadas en el medio rural y se está diseñando un plan de unidades piloto. Ello sin menoscabar el objetivo básico que es la ampliación definitiva del centro terapéutico. Mientras eso llega, la dirección de AFA Bierzo plantea sumar espacio para 30 plazas más a través de un proyecto de arquitectura efímera que permita utilizar el espacio de jardín que media en las instalaciones construidas en forma de ‘U’.

La idea es reconvertir un terreno ahora infrautilizado en zona terapéutica, levantando estructuras sólidas y aclimatadas pero temporales que puedan acoger la actividad de los talleres de psicomotricidad y estimulación fisioterapéutica, según ha explicado la directora del centro, Ana Pilar Rodríguez. El proyecto está trabajado y ya ha sido puesto en común con los responsables del Ayuntamiento de Ponferrada, dado que serían sus servicios técnicos quienes tendrían que desarrollar y dar de paso al diseño, por tratarse de un edificio de titularidad municipal.

Rodríguez mira de reojo a todas las instalaciones sanitarias de carácter temporal que se han erigido en las últimas semanas para hacer frente al coronavirus. En cuestión de días han estado listas y es esa inmediatez lo que permitiría atajar los problemas de espacio del centro terapéutico para poder atender a un volumen mayor de enfermos de alzhéimer. El objetivo de la asociación es retomar la actividad terapéutica una vez que el Bierzo entre en la fase 1 de la desescalada y afronta esta nueva etapa con nuevos retos, incluida la posibilidad de tener que reducir el número de usuarios para cumplir con la normativa de seguridad actual. Ello agravaría todavía más los problemas de espacio.

La arquitectura efímera es una solución ágil, rápida y eficaz que, en palabras de Ana Pilar Rodríguez, están utilizando con éxito otras asociaciones dedicadas a fines similares. Una solución intermedia hasta conseguir la ansiada ampliación por la que siguen en conversaciones tanto con el Ayuntamiento de Ponferrada como con la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León. «Sigue encima de la mesa y, además, está vista con buenos ojos», aseguró la directora del centro de Alzheimer Bierzo.

Unidades satélite

Justo antes de que la expansión del coronavirus obligarse a decretar el estado de alarma y reorganizar el orden de prioridades, AFA Bierzo y el Ayuntamiento de Ponferrada estaban en conversaciones para desarrollar una red de unidades satélite utilizando edificios y centros públicos del municipio ahora en desuso. Se habían barajado ya varias opciones para extender a ellas los talleres y la actividad de la asociación y acercar así sus servicios todavía más a la población. En los pueblos de Otero, Rimor y Los Barrios existen algunas alternativas viables que también permitirían resolver algunos de los problemas que se plantean en el centro por falta de espacios.

En todo caso, todo ha quedado en el aire, como también se ha detenido la implantación de aulas en municipios del medio rural que han mostrado su disposición a unirse a la red que AFA Bierzo tiene en toda la comarca, para trabajar directamente con los residentes del medio rural. Y al igual que han quedado interrumpidas las obras para reconvertir un inmueble donado a la asociación en centro de día y vivienda. «Ya tenemos el proyecto listo para comenzar la obra», dijo Ana Pilar Rodríguez. Cabe recordar que se trata de un inmueble de tres plantas. La planta baja se dedicará a centro de día, en la primera planta se realizará actividad formativa y en la segunda se implantará el concepto de ‘cohousing’ o, lo que es lo mismo, una vivienda compartida para usuarios de la asociación que les permita mantener su autonomía y calidad de vida pero controlados por los profesionales de Alzhéimer Bierzo.

VIVIENDAS COMPARTIDAS

Precisamente, otros de los frentes que mantiene abierto AFA Bierzo para su desarrollo a medio y largo plazo es la implantación de viviendas compartidas en toda la comarca. Permitir a los vecinos de los pueblos permanecer en su entorno, conviviendo con otras personas, y asegurando su bienestar y terapias es objetivo prioritario y Rodríguez asegura que «ya hay entidades, con las que hemos estado conversando, que pueden estar interesadas en instaurar el ‘cohousing’ y desarrollar las denominadas comunidades amigables».

Alzhéimer Bierzo plantea ampliar su centro con arquitectura efímera
Comentarios