lunes. 08.08.2022
Ocio y discapacidad

Vuelve Aspaym al Bosque de los Sueños

La edición del cuarto de siglo del campamento se inaugura con un total de 130 participantes, con y sin discapacidad, y más de 40 voluntarios
                      Estela López posa junto con niños del campamento. ANA F. BARREDO
Estela López posa junto con niños del campamento. ANA F. BARREDO

El campamento inclusivo de Aspaym celebra este año su 25 aniversario con una nueva edición en Cubillos del Sil, donde se lleva celebrando desde 2004, a excepción del 2020, cuando se realizó de manera online. El evento contará, en sus doce días de duración, con 130 participantes con y sin discapacidad y más de 40 voluntarios.

Al acto de inauguración asistieron varias personalidades como el alcalde de la localidad, Antonio Cuellas, que se mostró satisfecho de verlo lleno de nuevo, con algunos de aquellos niños que empezaron con 5 años en el campamento siendo hoy monitores y coordinadores. Dedicaba asimismo unas palabras de recuerdo para Julio Herrero, gerente de Aspaym durante muchos años, quien falleció en 2018 y cuyo espíritu, según el alcalde, pervive en el campamento.

Anabel Pérez, directora general de Aspaym Castilla y León, calificaba de orgullo poder volver a la normalidad y comentaba la diversidad de procedencias de los participantes. Serán un total de 60 niños con y sin discapacidad en régimen de pernocta y otros 60 de Cubillos y alrededores, que vendrán a pasar el día. Con ellos estarán 40 monitores y voluntarios, así como el equipo técnico, con un director, dos coordinadores, una enfermera y también una auxiliar de enfermería.

La directora general del Instituto de la Juventud de la comunidad, Estela López, hablaba del llamado Bosque de los Sueños, donde tiene lugar el campamento y «donde, como indica la palabra, los sueños se hacen realidad. Aquí se refuerza la autonomía personal y la participación entre jóvenes con y sin discapacidad». Aprovechaba también López para recordar los 150.000 euros que la Junta aportó al campamento hace unos años.

Igualmente Susana Folla, responsable de Juventud de la Diputación, daba las gracias a Aspaym no solo por el campamento sino por todo el trabajo y actividades también durante el año.

El campamento es una experiencia para la que todos viven contando los días, como comentaba Diego Conde, uno de los coordinadores. Preguntado por esa fórmula mágica de Aspaym, comentaba que «este campamento se diferencia de los demás en que se vive todo de manera más intensa, con más ilusión, y se crea un vínculo mucho más fuerte entre los niños y con los monitores, un sentimiento de familia, es mágico». Más de la mitad repiten todos los años y las plazas se llenan en muy pocos días.

Las actividades serán muy variadas: gymkanas, karts en Cabañas Raras o veladas nocturnas, , entre otras. «La idea es que no estén haciendo manualidades todo el día, porque a veces parece que una persona solo puede hacer una cosa y en cambio adaptando las actividades un poco, puede hacer mucho más». La clave, recordaba, es que estos días todos pueden ser ellos mismos, sin críticas ni juicios.

Vuelve Aspaym al Bosque de los Sueños
Comentarios