domingo 22/5/22
Imagen de ayer del exterior del Museo del Bierzo. ANA F. BARREDO
Imagen de ayer del exterior del Museo del Bierzo. ANA F. BARREDO

El Museo del Bierzo, del que este año se celebran 25 años de su apertura al público, expuso ambas piezas en junio de 1999, dos años después de su inauguración, gracias a las gestiones de su entonces director, Jesús Álvarez Courel.

La llegada de las piezas a Ponferrada fue posible tras de arduas negociaciones y la firma de un seguro. Fue todo un acontecimiento ya que no era fácil que obras de arte de la importancia del cáliz y la patena de Peñalba salieran de uno de los museos más importantes del mundo para visitar otro recién inaugurado, en una pequeña ciudad del norte de España.

Durante su estancia en el Museo del Bierzo, hasta el 31 de agosto de ese año, el cáliz y la patena de Peñalba permanecieron en una urna de cristal reforzado a prueba de balas y

con una alarma individualizada en la propia vitrina. Todo ello sin contar los sistemas de seguridad del propio Museo con circuito cerrado de televisión y alarmas.

Dos personas del Louvre se hicieron cargo de ambas piezas desde su salida de París hasta desembalarlas en presencia de técnicos de ambos museos y agentes de la Policía Municipal custodiaron el transporte desde su llegada a España.

Ambas obras se expusieron en el Museo del Bierzo en 1999
Comentarios