lunes 26.08.2019

En tres años ‘volaron’ de las cuentas de Cacabelos 2,6 millones sin justificación

El Tribunal de Cuentas constata el mayor descontrol en el 2007 con 2,06 millones.
En tres años ‘volaron’ de las cuentas de Cacabelos 2,6 millones sin justificación

Las cuentas bancarias del Ayuntamiento de Cacabelos fueron una «fiesta» entre los años 2007 y 2009. En ese periodo volaron de las mismas casi 2,7 millones de euros sin prácticamente ningún control. Exclusivamente para el abono de decenas de cheques al portador, recibos y transferencias, que en ningún caso se reflejaron en la contabilidad municipal porque «muchas de ellas figuraban sin las preceptivas firmas de los claveros». Es decir del entonces alcalde, el socialista José Manuel Sánchez, y el ex tesorero, Agustín García, y el ex interventor José Sernández Vega.

Así se recoge más exhaustivamente en el informe del Tribunal de Cuentas cuya sección de Enjuiciamiento reclama a las tres personas mencionadas la reposición de 3,3 millones de euros por el «alcance» de su mala gestión sobre el Ayuntamiento de la villa del Cúa. Los 2.669.523 euros que se gastaron en ese periodo caótico al margen del capítulo de personal sí se registran de alguna manera en los apuntes de las entidades bancarias con las que trabajaba el Ayuntamiento. Pero no fueron fiscalizados en ningún momento oficialmente por la administración municipal.

El mayor desfase en este sentido se produjo, no obstante, en el año 2007, cuando se ejecutaron pagos sin ningún control por 2.006.338 euros. La «fiesta» se atenuó en los dos posteriores, cuando los pagos irregulares se redujeron a 326.108 y 337.076 euros, respectivamente.

Es sobre esta suma principal de 2,6 millones de euros a la que el Tribunal de Cuentas ha aplicado en su liquidación provisional otros 520.000 euros en concepto de intereses, de los que podría haber dispuesto el Ayuntamiento, para elevar a 3.1 millones la reclamación al ex alcalde y su funcionarios de confianza.

Pero además, en el informe del Tribunal de Cuentas que se difundió el miércoles tras la comparecencia previa en su sede del actual alcalde, el popular Adolfo Canedo, se certifica asimismo un relevante rosario de irregularidades en los pagos al personal.

«Comisión por ventas»

El Ayuntamiento de Cacabelos abonó en nóminas a su plantilla en los tres años bajo la lupa del TC más de cuatro millones de euros. De esa cantidad, 101.016 euros se liquidaron por la puerta de atrás. Es decir sin ningún soporte documental. ¿Cómo?. Pues bien en concepto de dietas, kilometrajes, complementos de disponibilidad, nocturnidad e incluso en un extraño capítulo para una administración local como es el de la «comisión por ventas».

La mayoría de estos 101.016 euros no contabilizados, y por los que lógicamente sus beneficiarios no cotizaron, fueron a parar casi siempre al mismo grupo reducido de funcionarios.

De nuevo como en el caso anterior, en el 2007 fue cuando más se dispararon los pagos al personal «sin ningún informe de fiscalización, ni constancia de ningún tipo de haber sido prestados los servicios». «Ni siquiera —remacha el instructor del Tribunal de Cuentas— consta la aprobación del órgano competente». En el mencionado ejercicio fueron 41.098 euros frente a los 25.153 del 2009.

En tres años ‘volaron’ de las cuentas de Cacabelos 2,6 millones sin justificación
Comentarios