viernes. 02.12.2022

Antiguas escombreras moverán 800.000 toneladas para sacar carbón

Minas ha autorizado ya proyectos en Torre del Bierzo y Ponferrada para su futura explotación
Imagen de archivo de una gran escombrera de la comarca del Bierzo. ANA F. BARREDO

Las escombreras aún son un recurso económico, y no sólo su restauración para la generación de empleo alternativo en las cuencas mineras. La Dirección General de Minas ha autorizado en el último año la declaración de «yacimiento de origen no natural» para varios de estos montes de estériles en Torre del Bierzo y Ponferrada, de los que aún se podrá extraer una cantidas considerable de carbón vendible. De momento, entre todos los proyectos presentados se moverán más de 800.000 toneladas de residuos procedentes de los antiguos tajos.

La más reciente ha sido en Ponferrada. El Boletín Oficial de Castilla y León publicó el pasado 13 de diciembre la resolución por la que autoriza la declaración para el aprovechamiento del carbón existente en la antigua escombrera conocida como La Bora, resultado de las antiguas explotaciones de carbón de Mina La Morena, Minas Los Chichos y Pozo Berciego, todas de la extinta empresa Antracitas del Bierzo.

Resolución
El estudio para tres escombreras de Torre calcula aprovechar 72.000 toneladas de carbón

Esta escombrera, según la documentación presentada por el solicitante, en este caso la empresa Silvano, tiene una superficie de 5,78 hectáreas, con un volumen estimado de 633.468,017 metros cúbicos de escombros de carbón, aunque ese carbón no es todo carbón. En este caso de La Bora el informe de Minas establece un 34,63% de cenizas, un 0,89 de azufre y un 13,49 de volátiles, sin especificar el porcentaje final de carbón vendible.

El pasado mes de junio, en otra resolución, Minas autorizó la misma calificación de «yacimiento de origen no natural» para tres escombreras conocidas como Adelina y otras en el término municipal de Torre del Bierzo. En ese caso, la empresa Chachero Hermanos, que fue la que presentó la solicitud, calculó un volumen de escombros de carbón de 195.285 toneladas entre las tres escombreras y un aprovechamiento del 77%, por lo que puede obtener unas 72.000 toneladas de carbón vendible durante su explotación.

Las escombreras son también uno de los grandes proyectos de Ciuden para generar empleo alternativo en las antiguas cuencas mineras. Sólo en el Bierzo se estima que existen más de 600. En estos momentos se ultima un estudio sobre su ubicación.

Además, la Fundación Icamcyl (Centro Internacional de Materiales Avanzados y Materias Primas de Castilla y León) participa en un proyecto europeo que se centra en el desarrollo de nuevas tecnologías para recuperar materiales críticos como wolframio, niobio y tantalio, con especial incidencia en el Bierzo, el norte de la provincia de León y Salamanca, a partir de los residuos de escombreras procedentes de la actividad minera. La iniciativa supone una inversión de siete millones, según informó Ical.

Estos materiales, de alto interés tecnológico por sus extraordinarias propiedades, están considerados como críticos por la Comisión Europea por su escasez, la dificultad de ser sustituidos por otros elementos y su elevada demanda dentro de la industria tecnológica, según los responsables de esta entidad impulsada por la Junta.

La Unión Europea depende en gran medida de su importación desde otras partes del mundo que, por su situación geopolítica, no pueden garantizar un suministro continuado de los mismos. De ahí la relevancia de garantizar un suministro interno de materias primas críticas estratégicas dentro de la Unión. El fin último de la iniciativa, que reúne a 15 instituciones de seis países de la Unión Europea (España, Bélgica, Francia, Alemania, Suecia y Noruega), será reducir esa dependencia de Europa.

Antiguas escombreras moverán 800.000 toneladas para sacar carbón
Comentarios