sábado 23/10/21

Un artista de la cuenca minera en la Modernity de Londres

Enrique Perezalba Red sale del ‘confinamiento’ de la cultura por el covid con su obra ‘Noli me tangere’ en la extraordinaria mansión londinense
enri1
Las figuras del monje y de la diosa budista se confrontan a ciegas, como la fe. ADRIAN SASOON

Enrique Perezalba Red (Toreno. León. 1972) nació en cuenca minera, pero decidió explorar otros caminos distintos al que llevaba al pozo a la mayoría de los jóvenes. A los diecinueve años inició el laboreo en una rampa a cielo abierto que le ha llevado a Madrid, Barcelona, Londres y Roma con el deseo de formarse y dar forma a su vocación artística.

Ha tocado muchos palos. Artes plásticas, danza, escenografía y ha encontrado su sitio, por ahora, en la capital británica. Se graduó en en el prestigioso Royal College of Arts en una especialidad, la cerámica, que en el Reino Unido y otros países es arte mayor.

Salió de la escuela fichado para una galería italiana, Fusi, con la que trabajó dos años hasta que decidió ir por su cuenta. Trabajando y aprendiendo. Picando duro Londres, una ciudad exigente pero llena de oportunidades.

Hace dos años, Enrique Perezalba Red entró a formar parte de la nómina de artistas de Adrian Sasoon, el más importante galerista del Reino Unido en artes decorativas contemporáneas y porcelana francesa antigua, según el Financial Times.

Y de la mano de Adrian Sasoon, en alianza con la Modernity de Estocolmo, expone estos días en Londres después del parón obligado por la pandemia y como alternativa a la suspensión de ferias como la PAD. Su obra Noli me tangere (No me toques), de la serie de encuentros entre Oriente y Occidente, entre lo pop y el arte clásico, forma parte del showroom abierto al público y on line (www://adriansasoon-viewgrom.com) en la London House of Modernity. «Es una oportunidad de exponer en un año tan malo», señala Enrique Pérezalba Red desde Londres. En una mansión del siglo XVIII situada en la plaza de Cavendish, en pleno centro de la capital británica, las dos figuras de porcelana blanca que componen la pieza sobresalen entre la colección de muebles escandinavos que arropa a la muestra.

Una figura femenina hierática, la equivalente en el budismo a la virgen de la Merced, y un monje, representan el encuentro a ciegas de dos figuras religiosas distantes pero que tienen en común el dogma de la fe: creer sin ver, como Jesucristo advirtió a María Magdalena cuando salió de la tumba resucitado y ella intentó tocarle.

El lazo de una máscara de Mickey Mousse, el icono del arte pop que se repite en la colección Orient meets Occident que Perezalba llevó a Nueva York con éxito el año pasado. En su tierra aún no se ha estrenado, pero «el deseo está ahí. Otra cosa es cómo y la posibilidad de hacerlo», comenta.

Visita Toreno, su pueblo natal, asiduamente para ver a la familia. El Bierzo de hoy no se parece en nada al que dejó en 1993. «Que entonces era un rumor que nadie creía». Se ganaba dinero, pero ese poder adquisitivo «traía muchos problemas». Siempre le gustó más el ambiente del Bierzo Bajo. El cierre de las minas «limpiará de contaminación» la comarca que con tiempo y su riqueza agrícola, el turismo y «alguna industria» recuperará la vitalidad.

Un artista de la cuenca minera en la Modernity de Londres