jueves. 07.07.2022

Asturias reclama un centro eólico de reciclaje de palas como el del Bierzo

Endesa anunció hace un mes el primer proyecto de este tipo en España para Compostilla
                      Imagen de archivo de la central térmica de Compostilla. L. DE LA MATA
Imagen de archivo de la central térmica de Compostilla. L. DE LA MATA

Mientras en el Bierzo surgen voces que rechazan y critican el proyecto de una planta de reciclaje de palas eólicas en las antiguas instalaciones de Compostilla, la patronal asturiana del valle del Nalón (ENA) está exigiendo a los antiguos dueños de la central de Lada iniciativas como la presentada por Endesa para su antigua central de Cubillos.

Es, según la presidenta de la asociación empresarial de esta antigua cuenca minera del centro de Asturias, Catarina Valdés, el objetivo prioritario «para atraer industria a la zona» y el único camino para paliar la pérdida de puestos de trabajo de la minería del carbón.

Endesa, PreZero España y Reciclalia Composite alcanzaron el pasado mes de enero un acuerdo para poner en marcha la primera planta de reciclaje de palas eólicas de la Península Ibérica en el Bierzo, con el apoyo de GE Renewable Energy y su filial LM Wind Power.

Este proyecto, que se ubicará en Cubillos del Sil, forma parte del Plan Futur-e de Endesa, para el complejo industrial de Compostilla en el que recientemente el Ministerio de Transición Ecológica y la Junta de Castilla y León aprobaron siete proyectos para crear valor en las comunidades en las que se está llevando a cabo el proceso de descarbonización.

La nueva infraestructura en la que el consorcio creado invertirá 8,5 millones de euros y que se empezará a construir el próximo año, responde al reto del reciclaje de más de 6.000 toneladas al año de fibra de vidrio y carbono de los aerogeneradores, dando una segunda vida a los materiales de las palas aplicando criterios de economía circular. Además, el proyecto contempla la reutilización e incorporación de los materiales reciclados de fibra de vidrio, fibra de carbono y otros subproductos del proceso nuevamente en la industria, tanto eólica como de otros sectores que puedan demandar dichos compuestos, según explicó entonces Endesa. La nueva planta que estará operativa a comienzos de 2024, contará con 30 puestos de trabajo directos, y generará adicionalmente empleo indirecto asociado a tareas logísticas.

Además, el acuerdo prevé que GE Renewable Energy ofrezca a sus clientes con sede en España la opción de reciclar las palas en desuso utilizando la nueva planta. Por su parte, LM Wind Power suministrará en torno al 50% del excedente de fibra de vidrio generado durante la fabricación de palas en sus plantas de Ponferrada y Castellón. Esta fibra de vidrio se reciclará para poder ser utilizada, entre otras aplicaciones, en el sector de la construcción y sector cerámico, creando de este modo una economía circular en torno al sector eólico español.

Endesa también tiene previsto aportar palas que ya no se utilicen en sus instalaciones renovables para su posterior reciclaje, en este sentido para la compañía «este acuerdo no solo refuerza nuestro compromiso con el desarrollo sostenible del sector eólico, sino que además damos un paso más hacia la circularidad del sector», señaló Rafael Gonzalez, director general de Generación de Endesa. Este proyecto, más los otros seis restantes aprobados para el Bierzo, se han seleccionado, dentro del Plan Futur-e, para revitalizar dicha comarca a través de un programa que prevé la ocupación del emplazamiento de la vieja central térmica, así como el uso de equipos que se utilizaban en la instalación. Estas iniciativas suman alrededor de 160 nuevos puestos de trabajo y una inversión que supera los 260 millones de euros.

El PSOE y el PP se han quedado en exigir a Endesa inversiones más ambiciosas mientras que desde Coalición por el Bierzo se ha visto el proyecto de reciclaje de palas eólicas como una afrenta a la comarca. En un comunicado después del anuncio de Endesa del pasado mes de enero, desde Coalición por el Bierzo mostraron su «indignación» ante el comportamiento pasivo, a su juicio, de las administraciones ante los planes Futur-e de Endesa, que nació en el Bierzo. «Pretende consolidar el Bierzo como la chatarrería del noroeste», advirtió CB.

Asturias reclama un centro eólico de reciclaje de palas como el del Bierzo
Comentarios