miércoles. 01.02.2023
En el último año se instalaron en la villa 46 personas

El Ayuntamiento aspira a llegar a 5.000 habitantes en cuatro años

El alcalde cree que el inminente desarrollo industrial del municipio atraerá población a la villa
La pretensión del consistorio villafranquino es incrementar el número de habitantes hasta los 5.000
El Ayuntamiento de Villafranca del Bierzo se marca el reto de incrementar su población hasta los 5.000 habitantes en un plazo de cuatro años. De esta forma, el municipio, que según los últimos datos facilitados por el INE cuenta con 3.729 habitantes, recuperaría parte de la población que ha ido perdiendo en la última década, que llegó a superar los 4.200 empadronados en el año 1995, y se acercaría al volumen de población que actualmente presentan importantes municipios bercianos de similares características, como Fabero y Cacabelos, con 5.504 y 5.001 habitantes respectivamente. Durante el último año la población ha experimentado un ligero crecimiento, 46 nuevos habitantes, que contrasta con la bajada paulatina registrada durante la última década. Un hecho que, según explicó el alcalde de Villafranca, Vicente Cela, se debe fundamentalmente a dos aspectos, cuyo fomento, en su opinión, «presenta unas buenas perspectivas de cara al futuro». Se trata, por una parte, del inminente desarrollo industrial del municipio, abanderado por el polígono de Vilela, donde ya funcionan dos grandes industrias, 'Travinor' y 'Prefabricados Villafranca', y se está preparando el desembarco de la pizarrera gallega 'Ipisa', además de las parcelas que, orientadas a pequeñas y medianas industrias, promoverá el Ayuntamiento. Esta circunstancia propiciará, según Cela, que "en breve tengamos nueva población que venga a atender las necesidades de personal de estas empresas" y que, a tenor de los datos de plantilla de las mismas, podría suponer la llegada a Villafranca de 200 familias. Por otra parte, señala el regidor villafranquino, destaca un fenómeno que se ha ido gestando en los últimos tiempos, como es «una polarización de la población del entorno que, en lugar de ir hacia la zona de Ponferrada, se está asentando en poblaciones como Villafranca». Se trata principalmente, según Cela, de profesionales que, apoyados por las infraestructuras existentes, trabajan en la ciudad «pero a la de cara a establecer un hogar buscan la calidad de vida que les ofrecen las pequeñas poblaciones». Además de estos aspectos, también hay que tener en cuenta, tal y como señaló Cela, otros fenómenos complementarios como son «el afianzamiento de nuevos comercios en la localidad» y «el aumento de la población infantil», con cerca de un centenar de nacimientos en los últimos cinco años. Una serie de aspectos que, de seguir en aumento, posibilitaría, según Cela, incrementar en más de 1.000 los habitantes de cara a los próximos cuatro años «y cumplir el deseable objetivo de que Villafranca alcance una población de 5.000 habitantes en esta legislatura». Para ello, subrayó el regidor, también se pondrá en marcha programas que permitan acoger a nueva población. En este sentido, anunció que los esfuerzos se orientarán fundamentalmente en dos caminos: «conseguir suelo y la construcción de viviendas, tanto promoción pública como privada», además de incentivar el alquiler de viviendas vacías «con unos precios ajustados a las necesidades del momento».

El Ayuntamiento aspira a llegar a 5.000 habitantes en cuatro años
Comentarios