lunes 10/8/20
Ponferrada

El Ayuntamiento empieza por el casco antiguo un plan para eliminar grafitis

El coste en el Rañadero, la plaza de la Encina y la calle Tras la Cava asciende a 5.000 euros
Imagen facilitada por el Ayuntamiento de uno de los grafitis del casco antiguo de Ponferrada. DL
Imagen facilitada por el Ayuntamiento de uno de los grafitis del casco antiguo de Ponferrada. DL

Eliminar las pintadas tiene un coste que pagan todos los ciudadanos frente a la impunidad de quienes se dedican a afear paredes y calles. La Concejalía de Medio Ambiente, según anunció ayer el Ayuntamiento de Ponferrada, está ejecutando un plan de eliminación de pintadas y grafitis que ha empezado en el casco antiguo con un presupuesto de 5.000 euros.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ponferrada, Pedro Fernández, señala que es consciente de que la necesidad de limpieza de fachadas y eliminación de pintadas y grafitis, y que es una labor «enorme y se hace extensible a toda la ciudad». Ante las limitaciones económicas, asegura que por «la importancia monumental, cultural, estética, simbólica y turística del casco antiguo» se hacía necesario comenzar por esta zona de la ciudad. De este modo se ha actuado en calles tan emblemáticas como el Rañadero, la plaza de la Encina o la calle Tras la Cava.

Ponferrada invierte 5.000 euros en eliminar pintadas y grafitis del casco histórico

«Las pintadas y grafitis constituyen actos de vandalismo que provocan graves daños en un gran número de fachadas y edificios singulares de la ciudad y en algún caso son prácticamente imposibles de borrar, por lo que el coste de retirarlas todas sería enorme e inasumible», añade el edil.

En esta primera fase se ha acometido la eliminación de pintadas en una superficie de fachadas de 410 metros cuadrados, cuyos resultados ya están a la vista.

La Concejalía de Medio Ambiente hizo ayer en el mismo comunicado un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos «para no causar este tipo de daños en lo que es un patrimonio de Ponferrada y de las ponferradinas y los ponferradinos».

Muchos edificios de Ponferrada han integrado grafitis como parte de su estética. Una ley no escrita de los grafiteros es no actuar en aquellos sitios donde ya existen zonas pintadas. También hay un proyecto municipal para un gran grafiti autorizado en el barrio de Flores del Sil. El proyecto aún no se ha desarrollado.

El Ayuntamiento empieza por el casco antiguo un plan para eliminar grafitis