lunes 23/5/22

El Banco de Alimentos del Sil (BAS) cuenta, actualmente, con cerca de 4.700 usuarios, lo que lo sitúa en niveles de atención similares a 2019. La secretaria de esta oenegé, Esther Reyes, explicó ayer que aunque la pandemia no se ha cebado con el Bierzo, sí que se ha notado un repunte de familias que necesitadas de ayuda, concretamente alrededor de un millar. Cifra que ha ido descendido a medida que han ido pasando los meses desde los peores momentos de la crisis sanitaria.

Reyes hizo balance de la actuación de BAS en los últimos meses durante una visita que el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, realizó a las instalaciones de la organización en los bajos de El Toralín, Lo hizo en compañía del concejal de Deportes, Iván Castrillo.

Ha habido un repunte, ya estabilizado, en el número de beneficiario y también se incrementó el empuje solidario durante año pasado, aunque la última ‘Operación kilo’ se ha quedado a un 40% de la anterior.

De los 52.000 euros recaudados en 2019 —año en el que la pandemia obligó al cambio de las aportaciones de kilos a euros— se ha pasado a no alcanzar los 30.000. Reyes aseguró que el Banco de Alimentos tiene stock suficiente para poder sufragar las necesidades de los beneficiarios, como también cuentan con voluntariado suficiente. En este sentido, la secretaria del BAS destacó que, desde 2018, han pasado de doce a 33 voluntarios que completan un equipo capaz de cubrir todas las necesidades de trabajo actuales.

El Banco de Alimentos vuelve a niveles de auxilio de 2019 con 4.700 beneficiarios
Comentarios