jueves. 18.08.2022
Reportaje | m.á.cebrones

Bembibre, capital del botillo

Un millar de invitados participan en la cena de gala de este año en la capital del Bierzo Alto para ensalzar las cualidades del manjar berciano por excelencia
La presentadora de televisión Eva Hache, que fue la mantenedora en la edición del 2007, con el alcal

Más de un millar de personas se reúnen esta noche en Bembibre para degustar el manjar berciano por excelencia en el Festival del Botillo, que este año celebra su trigésimo octava edición. La gala pondrá el broche a la completa programación cultural que este año ha contado con exposición, ponencias, clases de cocina y proyecciones cinematográfica, además de la undécima feria agroalimentaria.

Hoy sábado es el día grande de la fiesta de invierno en Bembibre, con el botillo como protagonista. Con la feria agroalimentaria abierta durante toda la jornada, serán el acto artístico cultural y la cena de gala los ejes de la jornada. La fiesta empezará a las 20.30 horas con el saluda oficial de la responsable de Fiestas, Nancy Prada y el alcalde de Bembibre, Jesús Esteban en un acto conducido por los locutores Nuria Rodríguez y Jesús González.

El papel de mantenedor los desarrollará el periodista, escritor y cineasta berciano Valentín Carrera, con una intervención que se anuncia como «atípica» al pretender presentar un discurso en el Festival del Botillo en el que no aparezca ni una sola vez la palabra «botillo». El discurso de Carrera estará apoyado en las propuestas recibidas a través de internet por el propio mantenedor y garantiza una exposición singular en su intervención.

Cartomancia. El artista invitado en esta edición del 2010 es el ilusionista argentino René Lavand, que a sus 82 años está considerado el número uno del mundo en cartomancia. La actuación de Lavand contará con una emisión en directo en una pantalla de veinticuatro metros cuadrados colocada sobre el mismo escenario «para que todo el público asistente pueda ver al detalle la actuación», señaló Nancy Prada, recordando que los pabellones se acondicionan para acoger a más de un millar de personas que se distribuyen entre las mesas.

Tras las actuaciones , un millar de personas participarán de la cena de gala que tiene al botillo como protagonista del menú y como proveedores, las empresas locales y también la bodega Dominio de Tares, que será la encargada de servir los caldos.

Bembibre, capital del botillo
Comentarios