martes. 29.11.2022

La modificación tributaria que estará vigente desde el 1 de enero de 2022 y cuyas variaciones incluyen reducción en varias tasas fue el punto más destacado de la sesión con la que Bembibre retomó los plenos presenciales, unas modificaciones que salieron adelante con el apoyo de la mayoría de grupos de oposición pese a haberlas considerado insuficientes.

La rebaja de un 20% en la tasa de Bárcena, que se estableció para sufragar el coste de mantenimiento y bombeo de la instalación, supondrá —a partir del 1 de enero— pasar de 0,519 euros por metro cúbico a 0,415, más los impuestos correspondientes. Cabe recordar que el convenio establecido aplica una subida anual del IPC +1 punto sobre el consumo general y la tasa de alcantarillado, lo que supondrá un incremento del 5% en el próximo año.

Con ello, el equipo de gobierno habrá cumplido con «el compromiso de reducir la tasa», destacó su portavoz, Gerardo Álvarez Courel.

También bajará un 2% el impuesto de bienes inmuebles, pasando del 0,617 al 0,6047; y se recuperará la tasa por ocupación de vía pública, anulada los dos últimos años por la pandemia. Volverá pero con una reducción del 50%.

La alcaldesa de Bembibre, Silvia Cao, cuantificó la reducción de ingresos por la rebaja de la tasa de Bárcena en 80.000 euros que debe abonar el Ayuntamiento por el mantenimiento y bombeo. Junto al resto de reducciones de tasas y el impuesto de plusvalía que acaba de anular el Tribunal Constitucional y que en el caso de Bembibre supondrá 140.000 euros menos, la disminución de ingresos es significativo.

«Son 250.000 euros que para Bembibre va a suponer que tendremos que cuadrar las cuentas de una manera dura. No va a ser nada fácil», adelantó la regidora de la capital del Bierzo Alto.

Bembibre perderá 250.000 euros de ingresos por la reducción de tasas y la plusvalía
Comentarios