jueves. 07.07.2022
TESOROS EN EL SUBSUELO

Benuza excavará un acceso para visitar la mayor mina romana subterránea de oro

La entrada a este yacimiento situado en Llamas es ahora vertical y se quiere retirar cinco metros de galería transversal cegada por material de arrastre
Detalle gráfico de la Ruta del Oro en Llamas. R. MATÍAS

En el 2002, el ingeniero de Minas Roberto Matías descubría en el Bierzo la que es la mayor mina de oro subterránea de la época romana de España y ponía patas arriba lo que se conocía de Las Médulas hasta aquella década. Está situada en el paraje de La Casarina, cerca del arroyo Lleiroso, a 3 kilómetros por encima del pueblo de Llamas, en el municipio de Benuza. Sólo se puede acceder a pie, siguiendo uno de los canales picados hace siglos a mano para conducir el agua a Las Médulas y extraer su oro. La mina de Llamas sigue el sistema de explotación vertical de cuarzo, al que estaba pegado el oro. Para llegar a esta galería es necesario descender por una pronunciada pendiente de unos 30 metros, lo que dificulta la entrada de los turistas.


Con la idea de hacer su visita universal y potenciar turísticamente esta explotación única, el Ayuntamiento de Benuza que dirige Agapito Encina ha echado mano de los conocimientos del mayor experto en esta red hidráulica y explotación aurífera romana, el citado Roberto Matías, quien cuenta con hasta siete publicaciones sobre el tema.

 

La idea pasa por excavar apenas unos cuatro o cinco metros de una galería con corte transversal, cegada por material de arrastre. «El objetivo sería habilitar el acceso horizontal para evitar este descenso vertiginoso y que limita un poco la entrada a todo tipo de personas», remarca Matías. Tras retirar los residuos se aplicaría un sistema de sostenimiento preventivo para que no continúe arrastrando material. «Hay posibilidades de actuar correctamente, y lo que hace falta es financiación, porque eso lo tiene que hacer un equipo de gente especializada, con un control arqueológico riguroso», explica el ingeniero investigador.

 

Así las cosas, para que el proyecto siga adelante, ahora mismo están pendientes de que se publiquen las convocatorias de ayudas públicas, bien para investigación arqueológica o para puesta en valor como destino turístico.

 

Las ayudas dependerían de la Junta de Castilla y León y también de la Diputación de León. «Estamos interviniendo en canales de Las Médulas, con presupuestos de la Diputación de León, por ejemplo en la zona de Corporales», recuerda Matías. «Nada más que salgan las ayudas lo cursaremos a través del Ayuntamiento de Benuza», indica también el alcalde Encina. La previsión es que, si salen las convocatorias de ayudas, para el próximo verano debería de estar listo. Todo depende de cuándo se concedan.

 

Una vez que se retiren esos 4 ó 5 metros de material de arrastre que ciega el acceso se puede ver una galería de casi 60 metros de longitud, continua, puesto que se unen dos tramos de 30 metros cada uno, aproximadamente. Según los estudios detallados en más de media docena de publicaciones hechas por Roberto Matías, este complejo aurífero de Llamas de Cabrera está formado por un conjunto de explotaciones a cielo abierto y subterráneas, que abarcan un área de más de dos kilómetros cuadrados, con una red hidráulica propia de más de 26 kilómetros de canales y doce depósitos de regulación.

 

Los trabajos subterráneos de hace dos milenios afectan a más de 25 filones de cuarzo aurífero. Lo explotaron los ingenieros romanos con dos sistemas: Uno de ellos mediante trincheras, y el otro en galerías. Hasta la fecha se ha conseguido localizar cinco galerías principales de un gran complejo que aún sigue presentando numerosas incógnitas. «El nivel de conocimiento de esta explotación de Llamas es todavía de apenas entre el 10 y el 20 por ciento de toda su estructura», remarca este experto y descubridor del mayor yacimiento aurífero subterráneo de España de la época romana. En la península existe sólo otra mayor en Portugal. En junio de 2005 se presentó la primera solicitud de Bien de Interés Cultural para este yacimiento de Llamas (Benuza).

Benuza excavará un acceso para visitar la mayor mina romana subterránea de oro
Comentarios