jueves. 02.02.2023
La calle afectada por el desprendimiento permanecía cortada ayer al tránsito.

Hasta que un equipo técnico valore el alcance de los daños y el estado general de la fachada del instituto de Educación Secundaria Gil y Carrasco de Ponferrada, los bomberos han acordonado una parte del perímetro del centro después de que durante la noche del sábado se desprendieran varios de los cascotes de piedra con los que está forrada la fachada.
El suceso tuvo lugar alrededor de las 21.15 horas del sábado y, por fortuna, no hubo que lamentar daños personales ni tampoco materiales más allá de los producidos en el propio inmueble. Y eso que la zona afectada da para el callejón de la plaza Tierno Galván, una zona de ocio nocturno muy concurrida a la hora en la que se produjo el desprendimiento y más en fin de semana.
«Tuvimos que colocar un cordón de seguridad en la zona por si vuelve a producirse algún desprendimiento. Realmente no sabemos cuál es el estado de la fachada, si sólo han sido unos pocos los cascotes afectados o si hay peligro de que caiga alguno más», explicaron desde el servicio de extinción de incendios y salvamento de Ponferrada.
Será hoy cuando los técnicos del Ayuntamiento valoren la situación y se tomen las medidas oportunas.

Los bomberos acordonan el Gil y Carrasco tras la caída de varios cascotes de la fachada
Comentarios