jueves 15/4/21
Naturaleza

Los bosques del Bierzo quitan las penas y el estrés

Una investigación de la Universidad Católica de Ávila centrada en nueve rutas de la comarca evidencia el poder terapéutico de la naturaleza
El entorno de la Herrería de Compludo fue lugar de estudio. LDLM

Las rutas de Labaniego y La Devesa (Bembibre), la que parte de la Herrería de Compludo hasta Espinoso, la ruta de los Zufreiros del Frade (Carucedo), el Hayedo de Busmayor, la senda de los Canteros (Ponferrada), la ruta del Pozo de las Hoyas (San Facundo) y las que unen Palacios de Compludo con Bouzas y Villadepalos con Peón (Carracedelo). Todas ellas han sido el escenario de un estudio realizado por el grupo de investigación ‘Producción Vegetal y Calidad Agroalimentaria’ de la Universidad Católica de Ávila. El proyecto en el que está inmerso se denomina ‘Bosques terapéuticos’ y ha tomado el Bierzo como referencia para demostrar el poder curativo de la naturaleza. Y lo tiene.

«Los bosques ejercen un efecto sanador, mejoran el estado de salud general reduciendo la tensión arterial y el estrés y reforzando el sistema inmunitario», explicó la directora del estudio, la profesora Cristina Lucini. El problema es que aunque «la naturaleza está siempre ahí, no la vemos o no la valoramos realmente», añadió. En Japón, sí lo hacen. Se llama ‘shinrin yoku’ o baño forestal y consiste básicamente en pasear por el bosque, pero haciéndolo con los cinco sentidos puesto en el entorno.

Un recurso más

El estudio hace hincapié en lo que esta cualidad de los bosques puede aportar al desarrollo rural

El país nipón cuenta con medio centenar de bosques que se utilizan como centro de terapia y el proyecto, que seguirá ampliándose, contribuye al desarrollo rural por el creciente interés. En el Bierzo se podría plantear lo mismo y así lo recoge el estudio de la Universidad Católica de Ávila. «Nos encontramos frente a una iniciativa para poner en valor nuestras zonas rurales mediante el conocimiento de nuestros bosques como recursos contra el estrés».

El grupo de investigación promotor del estudio eligió estas nueve rutas repartidas por el Bierzo por su interés medioambiental. En cada una, se identificaron especiales vegetales y componentes volátiles (fitoncidas) que permitieron «obtener interesantes resultados que aportan mayor información a las rutas y contribuyen a incrementar el enfoque terapéutico en lo ‘Baños de bosques en el Bierzo’», detalla el estudio.

«Con este proyecto seguimos en la línea de reconocer la importancia de cuidar nuestro planeta, aprendiendo a valorar nuestros bosques con nuevos conceptos. Integramos la salud física y mental con nuestros bosques, que son una fuente inagotable de fitoncidas. Recomendamos emplear los cinco sentidos», apuntó la directora de un estudio que ha sido financiado con fondos de la ‘Lanzadera Universitaria de Proyectos de I+D+i con Empresas (2018-2020)’, el concurso ‘Desafío Universidad-Empresa y el proyecto Transferencia de Conocimiento Universidad Empresa (TCUE). Así mismo, ha contado con el apoyo de la Asociación de Educación Ambiental El Bierzo Sentido.

Los bosques del Bierzo quitan las penas y el estrés
Comentarios