domingo 26.01.2020

El botillo sube la temperatura en Madrid

La Casa de León reconoció a Queipo, Vicente Fernández, Balboa y Campelo.
El botillo sube  la temperatura  en Madrid

Pacho rodríguez | madrid

El botillo a 25 grados es alta competición. Pero es también el sabor del Bierzo en Madrid, y el rito imparable de la Casa de León en la capital, que, presidida por Alfredo Canal, alcanzó ayer su edición número 70. Las cuentas dicen que desde 1947 hay bercianos y leoneses dispuestos a someterse al placer de la intensidad.

La LXX Fiesta del Botillo de la Casa de León en Madrid, que repitió evento en la Residencia Militar don Quijote, tuvo como mantenedor inicial a Juan Martinez Majo, presidente de la Diputación, que disculpó su ausencia por enfermedad, según explicaron los representantes de la entidad leonesa y de la institución provincial.

En el contenido social que siempre acompaña a esta celebración, los reconocimientos fueron a parar a Gerardo Queipo, arquitecto y ceramista, por su labor al frente de Coart y de la Feria de Cerámica de Ponferrada. También a Vicente Fernández y José Antonio Balboa, historiadores, por su labor en la difusión de la historia y el patrimonio del Bierzo.

De igual manera, a Castañas Campelo, en la celebración del 50 aniversario y en reconocimiento a su contribución a la promoción nacional e internacional de los productos bercianos. Junto a ellos, Yolanda García y David González, que se dejan más que su tiempo libre en la organización de la Biblioteca de la Casa de León, también recibieron el aplauso de los asistentes por su contribución a que el centro leonés siga siendo un ente vivo.

Alfonso Arias, alcalde de Molinaseca, y vicepresidente de la Diputación de León, además de felicitar a los organizadores del acto y los premiados, habló en representación de Martínez Majo.

Destacó la labor de la Casa de León siendo «la imagen del compromiso con su tierra de los leoneses en Madrid». También animó Arias a disfrutar del botillo «como manjar», dijo. «No sé si el botillo es anterior al Bierzo o al revés, pero hoy en Madrid forman una combinación perfecta», añadió.

Alfredo Canal destacó que los leoneses en Madrid «son un pueblo más de la provincia», dijo. «Una ciudad sin calles», añadió, aludiendo al vínculo sentimental ineludible y a la necesidad de formar parte del tejido social de la provincia. Por lo que se felicitó por los nuevos socios y reclamó la atención suficiente para que la Casa de León en Madrid siga siendo un referente en La capital.

El botillo sube la temperatura en Madrid