jueves 24/9/20
Energía

Buscan 600 hectáreas para un parque solar junto a la Gran Corta

Tres promotores distintos han contactado con las pedanías de Otero y Lillo del Bierzo
Lillo del Bierzo, a los pies de la Gran Corta, en una imagen de archivo. ANA F. BARREDO
Lillo del Bierzo, a los pies de la Gran Corta, en una imagen de archivo. ANA F. BARREDO

Lillo y Otero de Bierzo para aprovechar la línea de evacuación eléctrica de la central térmica de Anllares. el entorno de Toreno y el de Arganza. Son algunos de los lugares del Bierzo donde algunas empresas de ingeniería están rastreando en los últimos meses buenas ubicaciones para instalar parques fotovoltáicos en un momento en que el final de la era del carbón abre más la puerta a las energías renovables.

Al margen de los planes de Endesa, que ha anunciado al menos su intención de instalar una potencia de 196 megavatios en un parque solar en Villameca dentro de su plan Futur-e para paliar el cierre de la térmica de Compostilla, es en el área próxima a la Gran Corta de Fabero, y precisamente por la cercanía de la línea que evacuaba la electricidad de la otra térmica de la comarca, en Anllares, donde el interés de los promotores parece más avanzado, aunque todavía no hayan adelantado ni cifras de inversión ni de potencia a los pedáneos de Otero y Lillo del Bierzo. Las dos pedanías, que comparten el monte de utilidad pública 847 anexo al antiguo cielo abierto de Victorino Alonso, ha visto como les sondeaban en las últimas semanas tres firmas diferentes en busca de 600 hectáreas, según confirmaba a este periódico el pedáneo de Otero, Eugenio Neira.

Línea de evacuación
La cercanía de la línea de evacuación de la térmica de Anllares hace atractivos los terrenos

El presidente de la Junta Vecinal de Otero ha preferido no adelantar qué contrapartidas propondrán las dos pedanías titulares del suelo en caso de que alguna de las tres propuestas cuajen en una oferta en firme. «Pediremos el pago de un canon anual, por supuesto», manifestó días atrás y consciente de que los terrenos en cuestión resultan atractivos no solo por su orientación respecto al sol, si no sobre todo por el ahorro para el inversor que supone la cercanía de la línea de evacuación de Anllares.

Pero la zona próxima a la Gran Corta no es la única que han pisado los rastreadores de terrenos para instalar parques solares en el Bierzo. En Arganza, un conocido maderero de San Juan de la Mata fue contactado antes del parón de la pandemia. Y también en el área de Toreno ha habido interés. En general se trata de empresas de ingeniería u otro tipo de intermediarios que se encargan de buscar el suelo, resolver toda la tramitación ante la administración para colocar después el proyecto en el mercado, señalan fuentes del sector.

Rastreadores
Rastreadores al servicio de empresas de ingeniería peinan el Bierzo en busca de lugares idóneos

Más avanzados se encuentran proyectos fuera del Bierzo como los que promueve la compañía Solarcentury, que hace unos días anunciaba en Astorga su intención de invertir cerca de 254 millones de euros en la construcción de los parques fotovoltaicos de Somozas Solar y Maragato Solar, en los municipios de Valderrey, sobre todo, y de Santiago Millás. Los dos proyectos alcanzan un pico de 181 megavatios cada uno que conllevarían la instalación de más de un millón de paneles fotovoltaicos con 632 GWp por hora, pertenecen al nudo Montearenas. Solarcentury, adelantaron sus responsables, podría crear hasta 400 empleos en el pico de obra.

Escelco en Bembibre

Que la energía solar ha llegado también al Bierzo para quedarse se demuestra en la apuesta de la compañía Escelco que ha tomado el relevo a Cel-Celis en el polígono de San Román de Bembibre para fabricar, en su factoría de 9.500 metros cuadrados, dos líneas de paneles solares y producir al año 140 megavatios hora. Cel Celis había entrado en concurso de acreedores en 2014 y Escelco anunciaba antes de la pandemia que arrancaría su la nueva etapa de la factoría con 40 empleos.

Buscan 600 hectáreas para un parque solar junto a la Gran Corta