domingo 22/5/22

Cabero asienta el futuro en la energía verde, la digitalización y el campo

El presidente del CES define el Bierzo como tierra de grandes recursos y referente energético
DL4P16F44-16-13-53-8.jpg

El presidente del Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León, Enrique Cabero, fue optimista en cuanto al futuro del Bierzo, porque —dijo— tiene recursos bien definidos de los que se puede valer para sentar las bases de un nuevo modelo productivo. Sin obviar la difícil situación actual, Cabero prefirió centrarse en las oportunidades y basó su discurso en tres ejes, a su entender, fundamentales. Son la transformación digital, la economía verde y el sector primario. A los que sumó otros valores pujantes, como el sector forestal y la puesta en valor del patrimonio histórico-artístico.

«La transformación digital es uno de los objetivos de la Comunidad Europea y en el Bierzo es fundamental. La forma de trabajar, de prestar servicios, de formarse e, incluso, del ocio ha cambiado de manera profunda por esa transformación. Hacen falta infraestructuras en este sentido y adolecemos de ellas. La digitalización debe normalizarse como en su momento se normalizó la red eléctrica y la de agua potable. No es un lujo, es un bien de primera necesidad», defendió Enrique Cabero, subrayando la importancia de aprovechar los fondos europeos para ello.

Un modelo económico que permita el desarrollo sin que conlleve un deterioro de la sociedad y el medioambiente, es decir, la economía verde, es el segundo bastión al que apuntó Cabero. En este sentido, las energías renovables son la base. «El Bierzo es un referente en la producción de energía y con un nuevo modelo basado en las energía renovables también puede ser uno de los grandes referentes no solo a nivel nacional, sino europeo. Y también hay fondos europeos para generar infraestructuras y modos de producción de energía verde», destacó el presidente del CES.

«Potenciar aquello en lo que se ha destacado siempre» es otra de sus apuesta. Y ahí están la agricultura y la ganadería. «La comarca es una marca de una calidad excelente» en materia agroalimentaria, aseguró Cabero. «Hubo etapas históricas equivocadas en las que parecía que la actividad primaria era una actividad de segunda que debía doblegarse a la industrial. Pero, qué sería del Bierzo y de Castilla y León si no hubiera personas trabajando permanentemente en el cuidado de la tierra», resaltó.

El sector forestal entendido como un sector de alto nivel, al estilo de los países del norte de Europa, también puja por sostener el futuro económico del Bierzo y en él se detuvo Cabero para completar el escenario de oportunidades. Eso sí, «todo eso hay que envolverlo con la articulación de una red adecuada de servicios públicos», defendió. «Si queremos que haya población, es básico que se presten servicios como la educación, la sanidad y los servicios sociales».

El presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León también abordó un problema endémico de la Comunidad pero de especial incidencia en el Bierzo: el envejecimiento de la población. Pero también lo hizo para sacar a relucir su parte más positiva, como reflejo de que el Estado del Bienestar funciona y ha propiciado un incremento importante de la calidad de vida de la personas y la longevidad. Algo que puede ser visto también desde un prisma económico. «La atención a las personas mayores se ha convertido en una forma de nueva actividad», dijo.La importancia de apostar por la ciencia, la investigación y la innovación fue otro de los puntos destacados en la ponencia de Cabero, que puso la institución a la que representa, «propia e independiente» al servicio del Consejo Comarcal del Bierzo ante cualquier necesidad que se presente.

Cabero asienta el futuro en la energía verde, la digitalización y el campo
Comentarios