miércoles 19.02.2020
Sucesos

Cae la banda del Seat León que robó 500 paletas ibéricas y en 17 locales

Hay tres detenidos y dos investigados, y el valor de los efectos robados supera los 100.000€
Uno de los vehículos, ya calcinado, que la banda robaba y empleaba para cometer otros robos.G. C.
Uno de los vehículos, ya calcinado, que la banda robaba y empleaba para cometer otros robos.G. C.

‘Ibéricos’ es el nombre que la Guardia Civil de León le ha dado a la operación que ha terminado con la desarticulación de una organización criminal que se dedicaba al robo de naves industriales vinculadas al sector agroalimentario, establecimientos de hostelería y vehículos. Hay tres detenidos y dos investigados a los que se les imputa la comisión de 17 robos con violencia y el robo de diez vehículos, casi todos ellos de la marca y modelo Seat León; así como múltiples delitos por daños. El valor de los efectos sustraídos supera los 100.000 euros y entre los más llamativos, las 500 paletas ibéricas —de ahí el nombre de la operación— valoradas en 32.000 euros que la banda organizada sustrajo del almacén de una empresa ubicada en el Bierzo.

Fue este robo el que desencadenó la investigación el pasado mes de junio. Ese mismo día ya habían robado dos coches en un negocio de compraventa de la provincia de La Coruña. Vehículos en los que se desplazaron hasta el Bierzo y utilizaron para robar las paletas. Ese fue solo el inicio ya que, según relata la Guardia Civil, entre los meses de agosto y diciembre del pasado año, los miembros de esta misma organización efectuaron robos en quince establecimientos de León capital, Ponferrada, Camponaraya, Villadangos del Páramo, La Virgen del Camino, Matallana de Valmadrigal y Toral de los Guzmanes. Sonados fueron los alunizajes en varios bares del barrio ponferradino de Flores del Sil y el intento de asalto a la farmacia de la misma zona, ante la mirada atónita de varios vecinos que contemplaron e, incluso, grabaron los hechos desde las ventanas de sus domicilios. Esa misma noche, robaron también en una estación de servicio de Camponaraya.

Robos en Ponferrada, León, Camponaraya, La Virgen, Matallana, Toral de los Guzmanes y Villadangos

De los locales que asaltaban, los ladrones se llevaban la recaudación y el dinero de las máquinas expendedoras de tabaco y de las ‘tragaperras’. También fueron robados varios billetes de Lotería Nacional, televisores y otros dispositivos electrónicos.

Para llevar a cabo los robos y alunizajes, esta organización criminal casi siempre utilizaba vehículos Seat León, algo que llamó la atención de los investigadores. Todos los robaban previamente y así lo hicieron en Ponferrada, León y Benavente (Zamora); y una vez perpetrados los asaltos, les prendían fuego, les causaban graves daños y los abandonaban en zonas aisladas.

Al final, las investigaciones dieron sus frutos y la Guardia Civil consiguió determinar la identidad de los principales cabecillas de esta banda especializada en robos. Una vez identificados, se establecieron sobre ellos medidas judiciales que permitieron identificar a otros miembros de la organización y vincular su autoría a un robo cometido en el mes de diciembre en una quesería de la provincia de Lugo, de donde fueron sustraídas 6.530 piezas de queso cuyo valor en el mercado superaría los 42.000 euros. Para transportar la mercancía¡, los ladrones emplearon un camión remolque que también habían robado en la misma provincia gallega.

Empleaban Seat León robados para alunizar los establecimientos y después los destrozaban

Las detenciones fueron practicadas en dos fases diferenciadas entre los meses de diciembre y enero, en Madrid y Lugo. Los agentes encargados de la operación ‘Ibéricos’ —pertenecientes a la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de León y al Área de Investigación del Puesto Principal de Bembibre, con el apoyo de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Lugo— realizaron dos registros en los domicilios de los cabecillas en la capital gallega, donde fueron intervenidos varios décimos de lotería, dinero en efectivo, dos teléfonos móviles, un arma blanca prohibida y un cargador de arma corta con munición del calibre 22; además de otros efectos de interés que están siendo analizados.

Toda la investigación que ha culminado con la desarticulación de la banda ha estado dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Ponferrada.

Cae la banda del Seat León que robó 500 paletas ibéricas y en 17 locales