jueves. 02.02.2023

La caída de un pequeño cascote procedente de uno de los balcones de la fachada de la Casa Villarejo a finales de esta semana se interpreta como una señal de la necesidad de acometer a la mayor brevedad la restauración del inmueble, y fundamentalmente de la fachada cuya originalidad ha dado lugar a la declaración de edificio protegido por parte de Patrimonio.

La caída del cascote llevó al Ayuntamiento a colocar vallas de protección el viernes por la mañana ante la fachada para evitar problemas mayores ante un posible nuevo desprendimiento, algo que se descartó una vez revisadas las balconadas y reparado el punto del que se había caído el cascote. Las vallas de protección se retiraron en la misma jornada. en vista de no se ha detectado peligro para los peatones.

La caída de un cascote deja en evidencia su mal estado
Comentarios