domingo 05.04.2020

Camilo de Dios: «La tortura de la represión la llevo marcada en las manos»

Emocionado y agradecido. Así se mostró ayer el hermano del guerrillero antifranquista fusilado en un pueblo de Ávila. Camilo de Dios agradeció el trabajo de la ARMH y la ayuda de Elogit, sin la cual no se hubieran podido exhumar los restos de su hermano. «Siento una gran emoción por conocer a estos señores que, con su solidaridad, hicieron posible el desentierro de mi hermano. Gracias a esto tengo esperanzas de llevar los restos a casa, que es lo que buscamos. No buscamos revanchismo, ni siquiera queremos saber quien los mató, sólo queremos saber dónde están nuevos muertos para poder llevarlos a casa», expresó el que también fue guerrillero huido al monte durante la represión franquista.

De hecho, fue Perfecto, su hermano, quien lo metió en la política, ya que pertenecía a las Juventudes Socialistas de España (JSE). «Yo con 15 años ya empecé en las JSE en Orense. Él me metió y después fuimos enlace en la guerrilla y, al final, nos vimos comprometidos en la caída de más de 200 personas en Orense y Lugo», recuerda. Estuvo una década de seguido en la cárcel y conoce bien lo que fue la represión. Describe como en sus manos lleva escrita la tortura, las secuelas del trato que recibió. Le rompieron los dedos y le arrancaron las uñas. Y, aún con ello, no guarda rencor, sólo quiere enterrar a su hermano «antes de que me entierren a mí», dijo.

Para Camilo de Dios lo que para él y para la ARMH es una emoción y un orgullo, debería ser para el Gobierno de España una «vergüenza». «Me siendo emocionado de que haya gente tan solidaria que, sin conocernos, sin tener contacto con España, se prestan a estas cosas», afirmó.

Camilo de Dios: «La tortura de la represión la llevo marcada en las manos»