martes 7/12/21

Le llaman el Camino Olvidado, porque se encuentra lejos del recorrido más transitado de la Ruta Jacobea. También el Camino de la Montaña, que une la Omaña con el Bierzo Alto entre Fasgar e Igüeña. O simplemente el Camino Viejo de Santiago.

Hablamos de un antiguo ramal de la ruta medieval que enlazaba el Camino del Norte y el Camino Francés atravesando la Campa de Santiago, donde una ermita reconstruida en 1858 recuerda la ayuda del apóstol al rey Ramiro I de Asturias en la Batalla de Clavijo contra los musulmanes, para entrar entra en el Bierzo por Colinas de Campo de Martín Moro Toledano, el pueblo de España con el nombre más largo. Son una veintena de kilómetros y ayer estuvieron más concurridos que nunca por un centenar de peregrinos de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León ‘Pulcra Leonina’ realizó una marcha a pie por la ruta para reivindicar su valor cultural y llamar la atención sobre las oportunidades económicas que puede ofrecer a los pueblos de la zona si se promociona.

La asociación llevaba semanas preparando meticulosamente la jornada de ayer, hablando con los habitantes de los pueblos y las entidades locales para darle difusión a la ruta alternativa y que el Camino Olvidado deje de serlo. El compromiso de los asociados con la etapa orillada por el peso del Camino Francés es completo. «Pondremos nuestro empeño en la difusión y promoción económica de nuestra provincia a la vez que recuperamos el Viejo Camino de Santiago hollándolo con nuestros pies peregrinos», aseguró en una nota Rosa Fadón, de la asociación de amigos.

El sol acompañó durante la jornada a los romeros, que se fotografiaron en la ermita de Santiago para llegar a media tarde a Igüeña. La asociación publicará sus impresiones y las fotografías del trayecto en el Blog de Excursiones de Rafa y Rosi para darlo a conocer.

El Camino Olvidado deja de serlo
Comentarios