viernes 10.04.2020
Imágenes con historia

Del camión de La Lechera al Hispano-Suiza de La Montañesa

La Fábrica de Luz exhibe 15 imágenes históricas de la automoción
Vecinos de Noceda a bordo de La Lechera, en la plaza de Bembibre. CÉSAR (DONADA A CIUDEN POR C. RODRÍGUEZ)
Vecinos de Noceda a bordo de La Lechera, en la plaza de Bembibre. CÉSAR (DONADA A CIUDEN POR C. RODRÍGUEZ)

Al camión le llamaban La lechera porque recorría los establos. Y cuando no transportaba leche, llevaba personas. Lo demuestra una vieja fotografía de César tomada en la plaza Mayor de Bembibre, en la década de los cincuenta y donada por Camino Rodríguez Arias a la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden). La caja de aquel camión de morro chato y matrícula de Madrid está llena de vecinos de Noceda que viajaban de pie, y hasta en el techo se encaramaban algunos hombres sin miedo a las curvas.

historia1

Hispano-suiza en 1947 en Villablino. CEDIDA A CIUDEN POR COSMEN

La de La Lechera es una de las 15 imágenes antiguas sobre el transporte y la automoción en el Bierzo y Laciana que hasta el próximo 26 de abril se pueden ver en una exposición gratuita en la Fábrica de Luz de Ponferrada. Quince fotografías seleccionadas de entre las más de seis mil del archivo de la Ciuden, con algunas joyas como la imagen de un viejo Renault de 1904, una suerte de carroza con motor que cincuenta años después todavía circulaba por Caboalles de Abajo. Se sabe que su dueño se llamaba Carballo y el día de 1954 en el que fotografiaron su auto estaba adornado con flores porque había algún tipo de votación.

El Renault de bocina y faros de acetileno demostraba que los primeros automóviles eran máquinas longevas. En 1947 aún circulaba un coche de línea de la mítica marca Hispano Suiza, con cuatro décadas de antigüedad, que hacía la ruta entre el Bierzo y Cangas de Narcea para la empresa La Montañesa.

historia2

Renault de Carballo, en 1954 en Caboalles. CEDIDA POR COSMEN

Y tanto o más que por los autos, las fotografías presentadas ayer por la directora del museo, Yasodhara López y el responsable de Documentación, Alfonso Esquivel, importan por el paisanaje. Los rostros de los niños que se van de excursión, el cura que posa junto a La Lechera, el orgulloso camionero que se sube al capó, o las mujeres vestidas con blusones de cuello apuntado son el reflejo de una época en la que las gallinas, véase la foto del Hispano Suiza en Villablino, se cruzaban inoportunas delante de la cámara justo en el momento en que el fotógrafo apretaba el disparador.

Del camión de La Lechera al Hispano-Suiza de La Montañesa