lunes 26/7/21

El campo berciano afronta con inquietud climática esta campaña

La reineta y la conferencia terminan la fase de purga tras la helada y el viñedo está dispar
El campo berciano presenta en la actualidad una belleza sublime a la vista de todos. ANA F. BARREDO

Existe inquietud en el campo del Bierzo por los evidentes cambios climáticos. Las plantaciones de fruta, los viñedos y también los productos hortícolas están avanzando de cara a esta próxima campaña agrícola de una manera dispar, nada uniforme. Existen zonas de la comarca —especialmente las de menor altitud— en donde la helada ha castigado y se están notando los efectos en el fruto. Pero, luego, también se están viendo fincas con una aceptable e incluso buenas expectativas de producción.

De momento lo que ya se está viendo es que en la cosecha de cereza temprana, la disparidad es la tónica dominante. Hay fincas de la zona de Rimor, en donde la helada ha causado daños y mermado el calibre, aún cuando ya se están sacando kilos de buena calidad, aunque vienen acarreando ya seis años nada buenos, como sí han existido.

En otras plantaciones de fruta, como es el caso de la manzana reineta o la pera conferencia del Bierzo, adscritas también a la Denominación de Origen o a la Marca de Garantía, ahora mismo están terminando la fase de la purga, que es la caída de la floración superflua y que permite determinar si ha habido buen o mal cuajado de la fruta que finalmente crecerá y se recogerá sel árbol.

Mirando al cielo
La cereza temprana se vio afectada por la helada, pero se está a la expectativa con la tardía

Juan José Bodelón es el presidente de la Asociación Berciana de Agricultores y un experto en fruta, dado que preside la firma Cofrubi, que lleva especialmente pera y manzana. Asegura que en estos momentos no se puede decir que haya ni malas ni buenas expectativas agrícolas: «Hay de todo. Está dispar. Para la cereza no va a ser un buen año, al menos en las variedades primeras. Sobre las tardías estamos esperando a ver cómo evolucionan.

Corzos y conejos en viñedos

En el viñedo, también hay de todo. Hay zonas que están bonitas, otras bastante menos, por ejemplo la zona de Toral de Merayo, Priaranza, Rimor, afectó la helada. Entonces, no sabemos cómo va a quedar esto. Y el resto de las zonas, yo creo que, en principio, no tienen mala pinta». Lo que sí sigue dañando al viñedo son los conejos y los corzos. Por ejemplo, en la zona de La Placa, cerca de Ponferrada, hay frutales que han sido dañados por la acción de los corzos, que apenas salen brotes nuevo se los comen, dañando al árbol.

En la fruta habrá sin duda grado de afectación, porque las heladas sí afectaron. «El miedo que tenemos todos es ver cómo responde a partir de ahora la fruta y después, sobre todo, los que estamos en cooperativas, la cuestión de la conservación, que es muy delicada. Porque si la fruta entra tocada, la conservación se hace mucho más difícil».

El campo berciano afronta con inquietud climática esta campaña
Comentarios