martes 19/10/21
DOCUMENTAL DE CINE

La canción más triste de Esteban era clandestina

Fabero estrena hoy la primera parte de la trilogía ‘Atrapados’, centrada en Ancares.
Cartel de la cinta Atrapados. DL
Cartel de la cinta Atrapados. DL

La memoria popular conservó durante 40 años de la Dictadura de Franco una canción o romance prohibido, conocida en la clandestinidad por los valles de Ancares, Fornela y la cuenca minera de Fabero. La compuso un guerrillero por la muerte de un compañero. Es la Canción de Esteban.

Ochenta años después, Fabero estrena hoy (18.30 horas, Casa de la Cultura) la primera parte de la trilogía documental y cinematográfica Atrapados, que rememora la vida de aquellos años de contienda entre las autoridades del nuevo régimen y los huidos que defendían la República, en este caso en la zona de Ancares.

El documental se titula La canción triste de Esteban. Esta primera entrega se basa en testimonios recogidos durante años, algunos de ellos de gran valor etnográfico y social porque hablan varios protagonistas, algunos ya fallecidos.

Lo que ha desarrollado el equipo que dirige y realiza Santiago García, sigue el hilo documental a través de la canción que compuso Ubaldo Martínez, conocido como El Negro de Fontoria. Un romance que creó justo en el tiempo en el que se produjo un episodio bélico en Villasumil (Candín), en 1939. El balance de aquella refriega fue la muerte de uno de los huidos, escondido en una de las casas del pueblo. Esta primera parte es documental, sin escenas de ficción. Le seguirá una segunda parte (están ahora trabajando en ella), que va sobre La muerte del Santeiro de Guímara, Serafín Fernández Ramón (Se parece mucho a la muerte de Girón, con dos muertes, una la oficial y otra, la extraoficial).

La tercera entrega de Atrapadxs versará sobre la vida y muerte de César Terrón y estará orientada hacia el papel fundamental de la mujer en la biografía de muchos hombres de la Guerrilla, que tuvieron que huir al monte para salvar su vida. «En la primera parte recogimos testimonios orales, hubo labor de etnografía, recorriendo parajes y la tercera parte es el trabajo de investigación en archivos militares», resume Santiago Macías, que ha colaborado de manera especial con este trabajo.

Un trabajo que parte de la idea original del sindicalista y prejubilado minero, Santiago García, con la Asociación La Peñina de Lumeras. Un documental en el que participan José Antonio Landera y Clara Gayo en la asesoría del guión; Asier en la fotografía y el diseño; JLD Saidrón en la imagen aérea; Art Style en el maquillaje, y Benjamín Gutiérrez Láiz con la cámara, edición y montaje. Especialmente quieren agradecer también la colaboración de la Guardia Civil y de Dinamia Teatro.

La canción más triste de Esteban era clandestina
Comentarios