jueves 4/3/21
El cambio de nombre del municipio

Candín se apoya en datos históricos y en la ley para denominarse Ancares

El alcalde asegura no buscar polémicas, dado que sólo se rige por el sentir de los vecinos
Instalaciones municipales de Candín, donde se pretende cambiar el nombre por Ancares. L. DE LA MATA

El Ayuntamiento de Candín ha decidido iniciar el expediente para cambiar el nombre del municipio por el de Ancares, movido principalmente por el sentir de los vecinos de todos los pueblos del valle (Pereda de Ancares, Candín, Sorbeira, Lumeras, Suertes, Balouta, Tejedo de Ancares, Suárbol, Espinareda de Ancares, Villasumil y Villarbón) y a la vez apoyado en un amplio informe en el que se recogen con precisión legal una lista de datos administrativos de carácter históricos y también con fundamento geográfico. Después del recelo inicial planteado por alcaldes de la zona gallega de Navia de Suarna y Cervantes, el alcalde de Candín, José Antonio Álvarez Cachón, decía ayer que para nada quieren a entrar en polémicas y mucho menos pretende este expediente ir en contra de nadie o perjudicar a terceros. Simplemente actúan en base a lo que determina la ley y si alguien presenta alegaciones fundadas, le responderán con argumentos de peso ya analizados.

De esta forma, los promotores del cambio de nombre de Candín por el de Ancares argumentan que el sentir de los habitantes de su municipio es cambiar la denominación y que no se trata en este caso de un invento, porque durante siglos el municipio se llamó primero Ancares y luego Valle de Ancares. Álvarez Cachón no quiere entrar en polémicas y menos con los gallegos y estima afirma que, dentro de lo que la ley les permita, pueden hacer lo que estimen conveniente, y si finalmente presentan alegaciones, serán contestadas.

Visto el debate inicial suscitado, precisan desde Candín que el expediente lo resuelve la Junta, no la Diputación. La Diputación, o en su caso el Consejo Comarcal del Bierzo, emite un informe sobre el asunto. También lo harán en este caso la Real Academia de la Historia y la Real Sociedad Geográfica, aportando datos que suscriben el hecho de recuperar el nombre de Ancares para el actual municipio de Candín.

El expediente municipal lo engrosan varios informes, entre ellos el del profesor Fernández García, catedrático de Geografía de la Universidad de Oviedo y también del profesor Cortizo Álvarez, titular de Geografía de la Universidad de León. También incorpora otro detallado informe de Eduardo Fernández, conocido berciano que fue director general de Administración Territorial de la Junta, órgano administrativo que será el que realice el expediente final y determine la aprobación o rechazo a la iniciativa promovida por el ayuntamiento.

Respuesta a los gallegos

En cuanto a lo que dicen los alcaldes gallegos, responden desde Candín que, si presentan alguna alegación, constarán y se enviarán con la contestación y todos los informes recabados a la Dirección General de Administración Local de la Consejería de Presidencia de la Junta, para la decisión final. Eso sí, estiman que no tienen razón en algunos aspectos: Argumentan Candín que históricamente el municipio se llamó Ancares y Valle de Ancares, antes que Candín. Dicen que no es verdad que su nombre fuese siempre Candín y que lo es desde mediados del siglo XIX «y por imposición, no por decisión vecinal». Hay documentación histórica abundante de estas circunstancias, como se detalla en los informes técnicos, histórico y geográfico que adjuntan.

En cuanto a lo que los gallegos llaman comarca estiman que, en realidad, es un área funcional. «Una cosa es la comarca natural y otra la comarca administrativa. En León la Maragatería, la Cepeda, el Órbigo, la Montaña son comarcas naturales, pero en toda Castilla y León sólo hay una comarca administrativa entidad local, que es el Bierzo. Lo que es una comarca lo determina la legislación estatal, art. 42.1 de la LRBRL. Es una corporación de derecho administrativo local, con sus órganos y su elección en las municipales, como la diputación. Eso aquí se comprende fácilmente. Pero lo más sencillo para que se vea que lo que ellos llaman comarca sólo es un área funcional es que cuando la crearon no tuvieron que pasar un procedimiento como este», remarcan.

Además, también recuerdan desde Candín que la ley de comarcalización gallega es de 1997. No existía tradición de llamar Ancares a ninguna demarcación oficial previamente.

Candín se apoya en datos históricos y en la ley para denominarse Ancares
Comentarios