viernes 3/12/21

La representación legal del Ayuntamiento de Candín tratará de acreditar la responsabilidad del exalcalde socialista Pablo Rubio en un delito de prevaricación relacionado con las dificultades de una familia para empadronarse en el municipio. Así lo anunció ayer el despacho de abotados contratado por el Consistorio que preside el popular José Antonio Cachón en una nota.

El despacho de abogados mostró su satisfacción porque la Audiencia Provincial, como ya adelantó este periódico, haya estimado su recurso y ordene repetir el juicio con un nuevo juez de lo Penal para que el Ayuntamiento pueda personarse como acusación, algo que le negó el magistrado que juzgo la causa y que absolvió a Pablo Rubio.

«Esperamos poder participar activamente en el nuevo juicio, posibilidad que se nos negó en el juicio anterior, a fin de acreditar la responsabilidad de Pablo Rubio en los hechos que se le imputan, que pudieran ser constitutivos de un delito de prevaricación administrativa», afirmó en su nota el despacho de Casfer Abogados y el letrado Manuel Casero, antes de expresar su satisfacción por el fallo de la Audiencia Provincial, que les permitirá demostrar en un nuevo juicio «que las normas obligan también a los alcaldes».

La Audiencia ha declarado nulo el juicio que absolvió a Pablo Rubio en diciembre de 2020 a estimar la alegación de indefensión por parte del Ayuntamiento, al que se le negó el derecho a presentarse como acusación. Rubio perdió las elecciones en su día ante el que hasta entonces había sido su teniente de alcalde, hoy regidor del PP.

Candín buscará condenar al exalcalde por prevaricación en el nuevo juicio