domingo 29/5/22

Los problemas con la calefacción en el colegio rural agrupado de Quilós podrían tener los días contados si técnicamente se puede solventar la avería con la instalación de una caldera de gasoil o de biomasa con una potencia de 70 kilovatios. El Ayuntamiento de Cacabelos está dispuesto a destinar parte del dinero que tiene consignado para emergencias para cubrir esta necesidad de los escolares, teniendo en cuenta que sigue arreciando el intenso frío.

El alcalde de Cacabelos, el popular Adolfo Canedo, aseguraba ayer que el Ayuntamiento no tiene disponibilidad económica, dado que, como se sabe, aprobó un presupuesto con cero euros de inversión. Pero, dadas las circunstancias echarán mano de una partida para casos como el actual. Con todo, Adolfo Canedo dejó bien claro que desde el Ayuntamiento han intentado solventar el problema de la calefacción desde un primer momento. El pasado 11 de enero reventó la vieja caldera de carbón, pero técnicamente, aunque lo han intentado, no ha sido posible reponerla, ni aplicar un recambio de piezas.

Incluso cuenta el alcalde que ofrecieron a la dirección del centro trasladar a los niños a otro espacio público, pero se desestimó por parte de la dirección. Ahora sólo resta saber si con una caldera de 70 kilovatios pueden cubrir el servicio de calor para todo el centro. Si no fuera posible, habría que ir a otro proyecto.

Canedo destina el fondo de emergencias a la calefacción del colegio de Quilós
Comentarios