domingo 28/2/21
Infraestructuras

Cangas considera «estratégica» para Asturias la autovía A-63 hasta el Bierzo

««El Principado no puede renunciar a tener una salida sin peaje por la Ponferrada-La Espina»
Salida de Ponferrada, donde se inician los escasos kilómetros de autovía hasta Toreno. ANA F. BARREDO

«No sólo la defiendo como alcalde de Cangas; es una autovía estratégica para Asturias, tanto para la vertebración interior como para que cuente con una salida sin peaje a la Meseta». El alcalde de Cangas de Narcea, José Víctor Rodríguez, mantuvo ayer que el Principado de Asturias, e incluso todo el Noroeste de España y el norte de Portugal, deben mantener como objetivo a medio y largo plazo que la A-63, de la que sólo está construido el tramo desde Oviedo a La Espina (pendiente de los últimos kilómetros), siga hacia el suroeste asturiano y traspase la frontera de la provincia de León por Laciana hasta el Bierzo.

«Yo no renuncio», insistió el regidor de Cangas, que no ocultó los problemas medioambientales que pueden surgir en zonas como el parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, donde admite que se puede reconducir en una vía rápida de tres carriles, pero sin perder la perspectiva del proyecto de autovía en el resto del trazado. «Eso ya son los técnicos», añadió ayer José Víctor Rodríguez en declaraciones a este periódico.

Alto y claro

José Víctor Rodríguez cree que serviría también para generar riqueza y asentar población en ambas zonas

Asturias no puede renunciar, en su opinión, porque su única salida hacia al sur es ahora pagando, por la autopista A-66 León-Campomanes. La A-63 sería clave también para todo el tráfico desde los puertos gallegos hacia Europa y, en clave local, facilitaría la instalación de empresas por la reducción de costes, «con lo que también se asentaría población». José Víctor Rodríguez lamentó que la autovía saliera del Pitvi (Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda) en 2012, con lo que ha dejado de estar sobre la mesa de las decisiones al menos hasta el año 2030. En este caso hay un problema añadido, como el hecho de que desde La Espina va por carreteras autonómicas en su mayor parte, lo que exige la voluntad política tanto del Gobierno del Principado de Asturias como de la Junta de Castilla y León en la parte lacianiega y berciana. En este sentido, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente no se cierra del todo a mejorar el trazo de la actual carretera; incluso a hacer alguno nuevo en las zonas con más curvas, pero descarta una autovía por su coste y por su impacto ambiental.

El Principado de Asturias defiende en su Plan Director de Infraestructuras para la Movilidad la autovía de Ponferrada-La Espina, que tendría un coste de casi 535 millones de euros sólo en la parte asturiana, según el estudio del gobierno que preside el socialista Adrián Bardón.

De La Espina a Cangas de Narcea —la autovía está en su fase final de obras desde Oviedo hasta este punto en el centro de Asturias— costaría 390.887.515,08 para construir 41,7 kilómetros de doble calzada y 143.695.409,99 desde Cangas al límite con la provincia de León, en Laciana, otros 42,6 kilómetros.

De momento, el Ministerio sólo contempla como actuación del Estado la terminación del eje Oviedo–La Espina y su prolongación hasta Canero, para su conexión con la Autovía del Cantábrico, aunque esta última obra aún no tiene financiación. Es más, el Ministerio ya ha dicho no a La Espina-Ponferrada. Sin embargo, ahora se abre una vía europea de financiación que antes ni se aventuraba.

Asturias no renuncia a la autovía de La Espina-Cangas de Narcea-Ponferrada porque constituiría el primer tramo de la denominada Vía de Alta Capacidad del Suroccidente, una infraestructura que tiene como objetivo a largo plazo «vertebrar» una amplia zona de la región y que continuaría hacia la provincia de León por la zona del Rañadoiro. Su construcción crearía un nuevo eje norte-sur en Asturias y permitirá conectar la zona suroccidental (especialmente los núcleos de Tineo, Cangas de Narcea y Degaña) con la red de autovías estatales —A-63 en La Espina y A-6 en Ponferrada, si siguiera hacia el Bierzo—, dice el documento asturiano. Las intensidades de tráfico ahora por carreteras autonómicas van de 4.252 vehículos diarios en el tramo La Espina-Tineo hasta los 5.402 en el tramo Tineo–Cangas.

Cangas considera «estratégica» para Asturias la autovía A-63 hasta el Bierzo
Comentarios