viernes. 19.08.2022

Carballo marca el paso al tripartito y le apoya para crear un lago frente al Pajariel

El alcalde pide a Cs que no crispe el pleno tras aludir Podemos a lo «indecente» y «rastrero»
                      La oposición municipal de Ponferrada, salvo los dos ediles del PRB, coincidieron en la mayoría de los casos del pleno de ayer. L. DE LA MATA
La oposición municipal de Ponferrada, salvo los dos ediles del PRB, coincidieron en la mayoría de los casos del pleno de ayer. L. DE LA MATA

Los dos concejales del PRB —con Tarsicio Carballo al frente— han vuelto a marcar el paso de gestión política al equipo de gobierno tripartito de Ponferrada, integrado por los 8 concejales del PSOE que dirige el alcalde Olegario Ramón; los 2 de los bercianistas de Coalición por el Bierzo de Iván Alonso; más los dos de Podemos que encabeza la edil Lorena González. Echando un vistazo a la orientación del voto en los plenos, Carballo sigue sacando de apuros al tripartito y éste —a cambio— le apoya sus mociones y alaba sin rubor al líder Tarsicio Carballo, situándolo como un hombre y político moderado y equilibrado, olvidando así ya lo ocurrido al principio de este mandato municipal, cuando el alcalde no necesitaba los votos del PRB, dado que aún no había expulsado por crítico al concejal socialista Manuel de la Fuente, ahora en el grupo de no adscritos.

Ayer, de nuevo Carballo logró el apoyo, (incluso vehemente de la concejala de Podemos Lorena González, que siempre que puede hace crecer con loas el ego del representante del PRB) y votó a favor de crear un lago artificial en la inmediaciones del río Sil, frente la monte Pajariel. Todo en lo que Carballo denominó como «un gran pedragal en el que crecen las zarzas y está lleno de nidos de ratas y culebras». Con apoyo de todos, el PP se abstuvo y se pedirá a la Confederación que haga este lago. El PSOE puso la coletilla de que «siempre que sea compatible» con fondos europeos. En el pleno se vio el enfado de Carballo con el PP de Morala por no apoyar sus mociones, y con Cs cada vez que le acusa de estar bajo cuerda en el equipo de gobierno de Ponferrada.

Precisamente las mociones sobre la mejora de medios y prevención de incendios forestales desató otro de los debates políticos de confrontación. La concejala de Ciudadanos, Ruth Morales, defendió su moción y ante ella, la edil de Podemos la acusó de practicar una política «indecente» y «populismo rastrero». Morales se defendió y le dijo a Lorena González que debería darle vergüenza presentarse ante sus votantes como defensora de la municipalización de servicios y ahora no dejar de levantar la mano en los plenos para concederle servicios a empresas privadas. Todo lo contrario, según Morales, de los principios éticos y políticos con los que avaló el pacto de gobierno con el actual alcalde Olegario Ramón.

Aquí el alcalde terció y lo hizo para recriminar a la concejala de Ciudadanos «crispar el pleno», cuando la sesión «iba tranquila». A su socia de gobierno de Podemos no le dijo nada.

Carballo marca el paso al tripartito y le apoya para crear un lago frente al Pajariel
Comentarios