jueves. 18.08.2022
                      La trama urbana de Carracedelo contará con nuevos usos. ANA F. BARREDO
La trama urbana de Carracedelo contará con nuevos usos. ANA F. BARREDO

El Ayuntamiento de Carracedelo, en el último Pleno celebrado y con la unanimidad de todos sus miembros, dio luz verde a la aprobación provisional de las Normas Urbanísticas Municipales que sustituirán a las Normas Subsidiarias Municipales de 1998. El planeamiento urbanístico municipal constituye el marco esencial de la actividad constructiva, rehabilitadora, regeneradora y urbanizadora de un territorio, no sólo a escala urbana sino que, como modelo territorial, tiene capacidad para orientar y respaldar las estrategias generales de los usos y las actividades de futuro en todo el término municipal. Por todo ello, consideran que «es fundamental la adecuación de este instrumento a los programas municipales (sociales, económicos, de servicios, de vivienda) así como su coherencia con las numerosas legislaciones sectoriales que van a incidir en todas las actuaciones».

Consideran desde el equipo de gobierno que dirige Raúl Valcarce que la definición del suelo urbano en las anteriores Normas no responde ni a la realidad actual ni a las necesidades de los ciudadanos, pues la cualificación de los suelos, tras 24 años de actividad urbana sobre un modelo extenso que denominaba «suelo urbano de borde», ha provocado una transformación hacia este singular modelo disperso de Carracedelo, donde es característico un sistema de poblamiento polinuclear y de baja densidad, de fuerte raigambre territorial y muy dinámico con relación al medio rural de la región. «Las nuevas Normas pretenden dar una respuesta eficaz a esa situación de difícil acomodación entre el suelo urbano legal y los cánones mixtos tradicionales (residencial-agrícola), fundamentalmente huertos pequeños entrelazados con los suelos urbanizados y que ya forman parte de la malla urbana consolidada. La actual estructura urbana es el resultado de un proceso de transformación de terrenos con una gran diversidad de usos tradicionales, cualidad intrínseca a estos núcleos rurales por la vinculación directa entre los espacios para vivir y los espacios agrícolas, los pequeños huertos urbanos», señalan.

En este contexto, las nuevas Normas han tenido como objetivo la reorientación de los modos de vida tradicionales para diseñar un modelo diversificado y modernizado. «Estas Normas han conseguido la configuración de un nuevo modelo urbano en la definición de usos, que incluyen el huerto urbano como un uso propio de este tipo de suelos, en la compatibilidad de los usos dentro de cada una de las distintas zonas urbanas (residencial, mixta, industrial o terciaria).

Carracedelo aprueba por unanimidad las nuevas normas urbanísticas
Comentarios