jueves. 09.02.2023
carril
Imagen de agosto del año 2021, con la puerta de la iglesia de Carril tapiada con bloques, y que hoy sigue igual. DL

Los vecinos de Carril, pequeña población del municipio berciano de Carucedo, están a la espera de que alguien se acuerde de que la puerta de su iglesia sigue tapiada con bloques de cemento. Lo hicieron para impedir el robo de desaprensivos y acciones vandálicas que ya han ocasionado daños.

Hace ahora un año y cinco meses que los habitantes del pueblo dieron a conocer la precaria situación en la que se encuentra su iglesia, y que ocasionó en su momento el malestar social, dado que se produjo una defunción y sus familiares y conocidos no pudieron despedirla como se merecía, dado que dentro del templo no se pueden oficiar entierros, debido precisamente al mal estado del inmueble religioso.

En otra diócesis

La Diputación y el Obispado de León destinan 500.000 euros al plan ‘Iglesia abierta’

Hace unos días, con el inicio de este mes de diciembre, los vecinos veían y leían en este periódico cómo el Obispado de León y la Diputación de León firmaban un convenio de colaboración, por que el las dos instituciones aportarán 500.000 euros para repartirlos en mejoras con el denominado plan ‘Iglesia abierta’. Con ello se pretende precisamente reparar y consolidar iglesias, ermitas, santuarios y todo tipo de templos que se encuentran en pueblos de menos de 20.000 habitantes.

En Carril aseguran que de momento nadie les ha comunicado ninguna mejora en puertas para reparar precisamente la puerta de la iglesia de su pueblo, que fue robada en varias ocasiones. Hartos de estos destrozos y de que el templo quedase así sin protección fue por lo que se decidió colocar bloques de cemento bajo el arco de entrada de forma momentánea. Pero, los meses siguen avanzando y de momento no llega la ayuda esperada para reparar esta situación.

Colaboración

Los vecinos confían en que desde el Obispado de Astorga al que pertenecen también les ayuden

En el último año los vecinos de Carril no han tenido que pasar por repetir el mal trago de tener que enterrar a uno de sus habitantes y sólo poder acudir al cementerio, dado que la iglesia está inutilizada.

Los vecinos cuentan con la esperanza de que este convenio que ha suscrito el Obispado de León con la Diputación de León les beneficiara de alguna forma. Sin embargo, Carril pertenece al Obispado de Astorga, en donde también están trabajando en llevar a cabo mejoras en las numerosas iglesias y ermitas con necesidades de su diócesis.

Carril espera puerta para su iglesia
Comentarios