miércoles 12/8/20

Carucedo paraliza la cantera de Catisa en Las Médulas por orden del TSJ

El Ayuntamiento se ha visto obligado a anular su decisión de permitir la actividad.
Carucedo paraliza la cantera de Catisa en Las Médulas por orden del TSJ

El Ayuntamiento de Carucedo, a través de su alcalde Clemades Rodríguez, acaba de ordenar a la empresa Catisa —la que fuera uno de los buques insignia del grupo Martínez Núñez— la paralización de toda la actividad en la cantera de áridos situada en el paraje de Peña del Rego, en el entorno de Las Médulas, cerca del lago de Carucedo. El motivo de la paralización del laboreo de extracción y manipulación de áridos en esta explotación, que incluso llamó la atención a la Reina Sofía en su visita al paraje Patrimonio de la Humanidad, no es otro que la empresa «carece de licencia ambiental, urbanística y otras autorizaciones».

Paradójicamente, la orden de paralización dictada por el Ayuntamiento de Carucedo se produce después de que el mismo alcalde aprobase hace cinco años la continuidad de los trabajos. La reciente comunicación a Catisa del fin de la actividad se ejecuta por imperativo judicial, después de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León emitiese una sentencia en la que obliga al propio Ayuntamiento berciano a anular una de sus juntas de gobierno —la del 18 de septiembre del 2008— en la que el mismo grupo socialista del regidor Clemades Rodríguez aprobaba la continuidad de las labores en la cantera.

El pasado 25 de octubre llegó al Ayuntamiento de Carucedo una primera sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de León, en la que se indicaba que estimaba el recurso que interpuso el Ministerio Fiscal contra el acuerdo de 2008 de la junta de gobierno de Carucedo que permitía a Catisa la actividad, y por tanto lo anulaba «en tanto no se cuente con la licencia ambiental y urbanística». Catisa presentó recurso contra la sentencia del Contencioso de León y la misma fue valorada en Valladolid por el TSJ. Esta última instancia judicial autonómica resolvía finalmente desestimar el recurso de apelación de Catisa e incluso impuso a la parte apelante las costas judiciales.

En vista de ello, de estas dos resoluciones judiciales, el pasado 28 de noviembre el alcalde Clemades Rodríguez declaraba «nulo» un acuerdo tomado por él y sus concejales, dejando sin efecto la autorización que le daba a Catisa el 18 de septiembre del 2008 y ahora, según firma en un documento del 23 de diciembre pasado, acordó lo contrario: «la paralización de la actividad llevada a cabo por Catisa en tanto no se cuente con la licencia ambiental y urbanística».

Carucedo paraliza la cantera de Catisa en Las Médulas por orden del TSJ