jueves. 02.02.2023
DESPLOME POR LA LLUVIA

Una casa habitada se derrumba en la plaza Mayor de Villafranca

El dueño estaba en otra estancia cuando se vino abajo el muro lateral afectado por la lluvia y el bar del edificio estaba cerrado

La pared se vino abajo cuando José, el dueño de una de las casas antiguas de la plaza Mayor de Villafranca del Bierzo, se encontraba en otra estancia. Tampoco había ningún cliente en el  Bar Compostela que se encuentra en los bajos del inmueble porque está cerrado a la espera de reabrir en verano. Y la suerte quiso que no hubiera nadie refugiado de la lluvia en los soportales.

Parte de una vivienda habitada por un jubilado en pleno centro de Villafranca se ha venido abajo debido a la lluvia sin causar daños personales. El edificio antiguo, acordonado ahora por el Ayuntamiento, todavía se encuentra en riesgo y el arquitecto municipal ya está elaborando un proyecto de urgencia para intervenir en el inmueble y evitar nuevos desplomes, según informaba este jueves el alcalde, José Manuel Pereira. El dueño de la vivienda de dos plantas y del Bar Compostela situado en los bajos del edificio, uno de los locales de mayor solera de la plaza Mayor, ya se encuentra realojado en casa de unos familiares.

El derrumbe se produjo en el número 13 de la plaza, un edificio de arquitectura tradicional con balcones a mediodía del miércoles. Se trata de un inmueble anexo al solar vacío que dejó el derribo por ruina de otro inmueble y la capa de espuma de poliuretano que protegía la medianera de la lluvia ocultaba los problemas que ha demostrado sufrir el inmueble, explicó Pereira.

El Ayuntamiento confía en consolidar el inmueble en el plazo de una semana, después de retirar toda la pared inestable que aún se mantiene en pie y se ha ofrecido a ayudar al afectado, que el miércoles se encontraba en estado de schock por lo sucedido. «Gracias a Dios que no ha cogido a nadie por debajo, porque José estaba en otra habitación, el bar está cerrado y tampoco había nadie resguardándose de la lluvia en los soportales», relató este jueves el alcalde.

Además de retirar el muro inestable, el Ayuntamiento retirará la capa de espuma para comprobar en qué situación se encuentra toda la medianera. «En menos de siete días esperamos haber corregido el peligro», cuenta Pereira, antes de advertir que todavía hay riesgo de nuevos desprendimientos.

El derrumbe ha sido una sorpresa porque es el edificio anexo al otro lado del solar el que parecía más endeble y declarado en ruina. Toda la zona está acordonada por la Policía Municipal y el Ayuntamiento trasladará de lugar la hoguera de la tradicional fiesta de Santo Tirso que cada 28 de febrero se solía instalar en ese rincón de la plaza.

Una casa habitada se derrumba en la plaza Mayor de Villafranca
Comentarios