domingo 25/7/21

CB rechaza los presupuestos de Bembibre por «nefastos» y dice que son «una mentira»

Iván Alonso y Jaime González, la semana pasada. ANA F. BARREDO

El concejal de Coalición por el Bierzo en Bembibre, Jaime González, ha calificado como «el peor presupuesto posible para Bembibre» las cuentas que ha aprobado el Ayuntamiento que dirige la socialista Silvia Cao. «El presupuesto, que debió entrar en vigor el 1 de enero del presente año, si lo hubieran elaborado en la fecha legalmente obligatoria, llega tarde, pero peor fue el ejercicio 2020, en el que no tuvieron a bien confeccionar presupuesto alguno. Tras un año en blanco, el resultado es, nefasto para Bembibre», señala González en un comunicado.

Según explica el concejal bercianista, sube el gasto de personal. De 1.796.000 euros del último presupuesto (2019), pasa a 2.038.000 euros, y se incrementa en 242.000 euros, critica González. Además, en la memoria explicativa, elaborada por la alcaldesa, consta que en el año 2020, «las inversiones reales ejecutadas en Bembibre fueron por un importe total de 0´0 (cero) euros», según CB. «Los gastos de comisiones que tiene que pagar el Ayuntamiento a los bancos se triplica, tras la nueva negociación llevada a cabo por los socialistas», añade. En ingresos, en impuestos directos, la plusvalía (impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana), que en 2019 recaudó 90.000 euros, en este ejercicio se incrementa hasta los 140.000 «que deben sufragar los vecinos», lamenta el edil de CB.

«La característica principal del presupuesto —resume— es que es mentira. Presupuestan una inversión en el Polígono Industrial de 5.873.218 euros, cuando saben, y así se lo hace constar la interventora en su informe, que la inversión no está disponible, pues no hay convenio formalizado y, además, que no van a ejecutar una obra en este ejercicio, para la cual, entre otras cosas, necesitan unos terrenos que, a fecha de hoy, no han adquirido».

CB rechaza los presupuestos de Bembibre por «nefastos» y dice que son «una mentira»