miércoles 26.02.2020

Cien años de luz en Bembibre

La Casa de las Culturas reúne una muestra de fotografías y objetos del último siglo para celebrar el centenario de la llegada de la electricidad a la villa del Boeza
Cien años de luz en Bembibre

La luz eléctrica llegó a Bembibre un 28 de enero de 1911 para sustituir a las farolas de petróleo y la villa del Boeza dio un salto al progreso. Cien años después, la Concejalía de Cultura ha reunido fotografías y objetos que reflejan el cambio que trajo la bombilla. La Casa de las Culturas ofrece hasta el 13 de febrero la posibilidad de conocer las fechas, personajes y trabajos que hicieron que Bembibre «pasara de ser un pueblo anclado en el pasado a ser un reducto moderno», tal y como definía ayer el responsable de la investigación que ha hecho posible la muestra, Manuel Olano.

La exposición quiere ser un reconocimiento hacia quienes han colaborado en el progreso de Bembibre. «En el listado de hijos ilustres de Bembibre hay que incluir a Federico Robinson (ingeniero inglés), Ramiro Gago y Natividad Rodríguez». El trabajo conjunto de los tres hizo realidad un proyecto que se había iniciado en 1898, que contó con un primer diseño en 1901, pero que no fue una realidad hasta 1911, «cuando estos tres emprendedores crearon una compañía que consiguió la concesión de la luz». También destaca la labor del alcalde Abelardo López Sarmiento. «Hay que rendir homenaje a toda esa gente que encaminó a Bembibre a un resurgimiento que la convirtió, entre 1910 y 1935, en la población con mayor proyección sociocultural del Bierzo», afirma Olano.

La exposición de la luz en Bembibre va mucho más allá e incluye una recopilación fotográfica «que no busca mostrar el valor artístico de esas imágenes si no el proceso histórico de la imagen de Bembibre». La luz, sin embargo, no llegó a todos a la vez. «Llegó inicialmente en 1911 a puntos muy escasos y con bajísima potencia. En 1920, la luz ya llega a la Villavieja, La Estación y La Fuente, y se despierta el pueblo a la luz. Un nuevo proyecto en 1933 con central en Folgoso lo completó a todas las pedanías». El Santuario del Ecce Homo fue el primer edificio religioso que contó con iluminación eléctrica en el Bierzo.

Olano ha localizado documentación como el primer proyecto de alcantarillado de la villa o una mapa de 1901 . La Concejalía de Francine Rodríguez ya piensa en usar ese material en nuevas exposiciones.

Cien años de luz en Bembibre