jueves. 08.12.2022
Arquitectura de La Puebla

La Ciudad del Dólar quiere salir de las postales

El bibliotecario-archivero de Ponferrada pide usar el nombre literario de la ciudad como eslogan para recuperar todo el pasado industrial
Edificio diseñado por Mirones en la entonces calle Capitán Losada. COL ARTIGOT. ARCHIVO HISTÓRICO MUNICIPAL

«Si el casco antiguo eligió para su resurrección el argumento de los templarios, a La Puebla le encaja perfectamente la marca ‘Ciudad del Dólar’», escribía ayer el responsable de la Biblioteca Municipal y el Archivo Histórico de Ponferrada, Jesús Álvarez Courel para explicar en redes sociales su propuesta de recuperar «a todos los niveles» la arquitectura urbana del siglo XX y el pasado industrial de ciudad, como ya ha ocurrido con la antigua térmica de la MSP en el Museo de la Energía, y como debería pasar con los poblados de la MSP y Endesa, con las instalaciones ferroviarias de La Placa, vandalizadas, con la aguada de Renfe y con las presas, turbinas y canales como el de Cornatel.

Se trata, recuerda Courel, de un patrimonio industrial que recuerda «el desarrollo extraordinario» de la ciudad entre los años cuarenta y setenta del pasado siglo gracias al empuje de la minería del wolfram, del hierro y del carbón. Y que también tuvo su reflejo en la arquitectura que los ponferradinos pueden redescubrir estos días en la exposición virtual que la Biblioteca alimenta cada semana en su página oficial de Facebook.

Eslogan del siglo XX
«Si el casco antiguo eligió a los templarios, a La Puebla le encaja la marca la Ciudad del Dólar»

Courel se apoya en la literatura, de donde procede el nombre de la Ciudad del Dólar, para convertir el apodo en eslogan. Y cita novelas como El año del wolfram, del escritor de origen cacabelense Raúl Guerra Garrido, y Volverás a Región, de Juan Benet, que conoció aquella Ponferrada bulliciosa cuando trabajaba como ingeniero y frecuentaba el Hotel Madrid como «base literaria». Novelas que podría ser para La Puebla «lo que El Señor de Bembibre fue para el casco antiguo».

En tanto su propuesta cuaja, Courel avanza nuevos contenidos para la muestra virtual, como la historia otro edificio singular levantado en la esquina de la entonces calle del Capitán Losada (hoy avenida de España) con la plaza de Fernando Miranda, obra del que fue arquitecto municipal de Ponferrada durante buena parte de aquellos años, José Martínez Mirones; uno de los inmuebles de la época que mejor ha resistido el paso del tiempo.

Y todo tomando como referencia a las ideas de la famosa urbanista Jane Jacobs, afirma Courel «Si somos capaces de conservar integrar, dar contenido y gestionar esos bienes» habremos alcanzado «una ciudad más humana, cuyo urbanismo este basado en las personas y no en la especulación».

La Ciudad del Dólar quiere salir de las postales
Comentarios