martes. 31.01.2023
AYUDAS

La Ciuden diseña una línea de fondos de resiliencia que podría salvar La Recuelga

El Ayuntamiento de Páramo del Sil tiene armado un proyecto que presentará a la convocatoria
recuelga
Imagen exterior del lavadero de Antracitas de Fabero, en La Recuelga (Santa Cruz del Sil). L. DE LA MATA

La Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) está inmersa en el diseño de una línea de ayudas específica dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para actuaciones de conservación y puesta en valor de bienes del patrimonio industrial en los municipios de zonas de transición justa. Un plan de subvenciones que prevé tener listo antes de que finalice este año y que podría suponer un nuevo comienzo para el lavadero de carbón de La Recuelga. El Ayuntamiento de Páramo del Sil ha armado un proyecto de intervención en este edificio para ponerlo en valor, un plan a ejecutar en varias fases dada su envergadura, y el primer paso será la concurrencia a esta nueva línea de ayudas que admitirá unos costes elegibles de hasta 500.000 euros, según confirmaron fuentes de la Ciuden a este periódico.

«Hemos mantenido varias reuniones con la Ciuden para abordar este proyecto. Estamos hablando de una primera intervención destinada a consolidar las estructuras actuales y la seguridad del lavadero», explicó el alcalde de Páramo del Sil, Ángel Calvo. Reparación de escaleras, sustitución e instalación de barandillas y la intervención en los huecos abiertos donde antiguamente estaban las tolvas son parte de las actuaciones previstas. «Ahora se trata de darle una garantía al edificio», dijo el regidor.

No obstante, para poder intervenir siguiendo el plan que el propio Ayuntamiento se ha marcado y en el que el alcalde de Páramo no quiso profundizar, será necesario —explicó— asumir la titularidad del viejo lavadero de carbón de Antracitas de Fabero. Esta es, precisamente, una de las condiciones contempladas en el preacuerdo alcanzado con la empresa promotora del parque solar proyectado para los terrenos de La Recuelga. Un principio de acuerdo pendiente de la firma definitiva. «No tardará en producirse», afirmó Ángel Calvo.

El Ayuntamiento de Páramo anunció, el pasado mes de febrero, que había negociado con la empresa para garantizar que, si el parque fotovoltaico llegaba a ejecutarse, el lavadero y los accesos quedaran al margen del plan de derribos. Ahora, Calvo explica también que dicha negociación incluye un cambio de titularidad para que el Ayuntamiento tenga plenas competencias sobre el mismo con la idea de desarrollar un proyecto mucho más ambicioso que la mera conservación o aseguración de estructuras que se pretende en esta primera fase de intervención.

La Ciuden licita y ejecuta

La condición especial de esta nueva categoría de subvenciones para municipios afectados por el fin de la minería y el cambio de modelo energético es que no serán los ayuntamientos los encargados de licitar y ejecutar el proyecto. La propia Fundación Ciudad de la Energía asumirá el control para garantizar que no se pierdan los fondos por las limitaciones de medios humanos de algunas entidades locales. Así ha pasado con otras partidas anteriores.

De hecho, la línea de ayudas en la que se está trabajando, para la puesta en valor del patrimonio industrial que actualmente no tiene rango de protección ni puede optar a otras ayudas, estará dotada con una cuantía global de cuatro millones de euros según la estimación inicial; pero podrían ser más. «Va a depender de los remanentes que queden de otras líneas de ayudas que se están cerrando sin la ejecución de todos los fondos disponibles», apuntaron desde la Fundación Ciudad de la Energía.

Como con el resto de fondos de resiliencia, la concurrencia será competitiva, por lo que se elegirán aquellos que mejor encajen en la convocatoria. Dadas las características, el valor histórico y que ya está incluido en el inventario de bienes del patrimonio industrial elaborado en 2010 por la Junta de Castilla y León, el lavadero de carbón de La Recuelga «tiene grandes posibilidades», reconocieron las fuentes de la Ciuden consultadas.

Así, el Ayuntamiento de Páramo, apoyado en la Ciuden y los fondos repartidos por el Ministerio para la Transición Ecológica, abre la puerta a una nueva vía de conservación del lavadero de La Recuelga al margen de la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) solicitada por varios colectivos y grupos políticos y que podría suponer —dijo el alcalde— un lastre por la extensa burocracia que conlleva el procedimiento.

La Ciuden diseña una línea de fondos de resiliencia que podría salvar La Recuelga
Comentarios