viernes 21/1/22
                      Imagen de abril de este año de vertidos al cauce del río Boeza en Ponferrada. DL
Imagen de abril de este año de vertidos al cauce del río Boeza en Ponferrada. DL

El alcalde de Ponferrada visitó ayer las obras de ampliación del colector de aguas sucias del río Boeza, en la carretera de Molinaseca. Se trata de una actuación que vendrá a solucionar el actual problema de saneamiento en el barrio del Pedracal y en el polígono industrial de La Barca, con una inversión de 315.000 euros. Es, según Olegario Ramón, una obra compleja que obliga a extender tuberías a lo largo de un kilómetro y medio, para captar esos vertidos de aguas residuales que, actualmente, se iban a una fosa séptica, en el caso del barrio del Pedracal; y directamente al cauce del río en el caso del polígono. Los trabajos han sido adjudicados a la empresa Acoval y tienen un plazo de ejecución de cuatro meses. Incluyen, además, treinta pozos de registro para facilitar posteriores labores de mantenimiento. Después, se conectará con el colector de la margen derecha del río Boeza para engancharlo a la Edar de Villadepalos.

El proyecto se completará con otra intervención para urbanizar el Camino de Matinot, con cargo al plan de asfaltado de los remanentes. Se renovará la red de saneamiento, se soterrará el alumbrado y se asfaltará un espacio de siete mil metros cuadrados. También defendió la cancela en las escaleras de la Torre del Reloj y dijo que lo apoya Patrimonio.

El colector del Boeza estará acabado en cuatro meses