viernes 22/1/21
Aprovechamiento de infraestructuras

El Colegio de Geólogos plantea que minas del Bierzo se utilicen como almacenes de vacunas

Hunosa ya trabaja en un proyecto, al que podrían sumarse otros pozos en la comarca, según la organización colegial
Vista del pozo Alicia de Fabero, donde se acumula un millón de toneladas de carbón. ANA F. BARREDO
Vista del pozo Alicia de Fabero, donde se acumula un millón de toneladas de carbón. ANA F. BARREDO

¿Por qué desaprovechar infraestructuras mineras que están hechas, aunque estén cerradas? Con esa reflexión en voz alta, el Colegio de Geólogos de España plantea que en zonas como el Bierzo se estudien las posibilidades de los antiguos pozos de carbón para otros usos, incluso que puedan ser utilizados como almacenes temporales de vacunas del Covid-19. Así se manifiesta Rafael Jordá, vicesecretario del Colegio de Geólogos de España, en declaraciones a este periódico. «Las minas tienen que estudiarse, porque son grandes cámaras estables idóneas por sus dimensiones y su estabilidad ambiental», explica.

No es que sea un proyecto inmediato, pero Jordá sostiene que son estructuras construidas que pueden servir para dar continuidad al empleo perdido en las cuencas mineras, más aún teniendo en cuenta que han contado con personal especializado que puede garantizar su seguridad. Convertirse en reservas para vacunas no es algo inimaginable u utópico, aclara este geólogo, teniendo en cuenta las temperaturas en los pozos más profundos, aunque también valora que se puedan destinar a otros usos, como el turístico, el aprovechamiento hidroeléctrico o incluso el agroalimentario, como pasa ya en algunas zonas con cuevas que se han convertido en cámaras para la producción de quesos. «Hemos sido un país minero y ahora no podemos ir contra la minería. Las minas siguen siendo necesarias y debemos aprovechar la riqueza de esas infraestructuras», remarca.

La posibilidad de que puedan ser cámaras de conservación para vacunas nace del hecho de que todos los estudios en marcha obligan a que las dosis sean conservadas por debajo de 20 grados bajo cero y la necesidad de que España se dote de grandes almacenes para su distribución por todo el país, que no sólo se quedará en un esfuerzo logístico de un año sino que irá a más, a medio y largo plazo.

Razones
«Son grandes cámaras estables, idóneas por sus dimensiones y su estabilidad ambiental»

Potencial
Los pozos mineros pueden conservar grandes cantidades de material a temperaturas bajo cero

«Necesitamos hacer un inventario de las minas cerradas y ya hay proyectos en marcha», insiste este directivo del Colegio de Geólogos de España. Se refiere Jordá a las iniciativas que están surgiendo en Asturias, donde Hunosa ya está trabajando en un posible almacén estratégico de vacunas, una iniciativa a la que ya se ha sumado el Soma-UGT, que recuerda que los pozos mineros disponen de una red de distribución de nitrógeno en su interior, para enfriar las capas de carbón, que permitiría acondicionar almacenes a esa temperatura.

«Un almacén estratégico de material sanitario y medicamentos en un pozo minero podría ofrecer las condiciones de estabilidad necesarias para albergar las futuras vacunas frente al covid-19», señalan fuentes del sindicato. La inyección de dicho nitrógeno se hacía desde un depósito exterior, a través de conducciones especificas hasta los subniveles donde se explotaba el carbón, o aprovechando la red de aire comprimido que recorre toda la estructura de un pozo minero. «Así pues, lo más costoso y problemático, como es la red de distribución ya estaría construida, y la infraestructura (pozo minero), solo necesitaría de adaptación», según el sindicato.

En el Bierzo, son varios los pozos existentes a los que, hasta ahora, no se ha dado un destino; simplemente se abandonaron.

El Colegio de Geólogos plantea que minas del Bierzo se utilicen como almacenes de vacunas
Comentarios