miércoles. 07.12.2022
Foto: DL

A las ocho de la mañana de ayer jueves comenzaba la recogida de las primeras uvas de la cosecha 2019 en el Palacio de Canedo. Manualmente y en cajas, empezaron a cortarse las uvas que, como todos los años, son las de la viña situada a los pies del Palacio, donde se cultivan las variedades blancas que sirven para hacer el vino espumoso Xamprada, que este año embotellará la 28ª añada.

El coupage del Xamprada está formado por la uva chardonnay, de origen francés, y la autóctona de godello. La primera es la clásica de las grandes elaboraciones de vinos espumosos por su capacidad para dar cuerpo y envejecer largamente los vinos, y la segunda es la que le da la tipicidad al Xamprada, con su toque varietal berciano. «Esta añada será un poco más corta en producción de lo esperado, si bien la calidad apunta muy buenas maneras», según explica el enólogo del Palacio, José Manuel Ferreira. Los racimos son más pequeños, lo que provoca que la relación entre pulpa y hollejo sea muy positiva, dando más concentración a los vinos.

Comienza la vendimia en el Palacio de Canedo
Comentarios