lunes 12/4/21
Arsenio Terrón | Director general de la Fundación Ciudad de la Energía

VÍDEO | «El compromiso con la Ciuden es tal que ya ningún gobierno podría dejarlo de lado»

El director general de la Ciuden asegura que la situación generada por la covid-19 ha precipitado el proceso de transición energética y que la institución que él dirige es una herramienta fundamental del Gobierno para vertebrar un proceso que puede sacar partido de los 140.000 millones de euros del fondo de recuperación europeo para materializar los proyectos de transformación energética que debe afrontar España.

El director general de la Fundación Ciudad de la Energía, Arsenio Terrón, participó ayer en El Filandón, donde respondió a las presuntas del director de Diario de León, Joaquín S. Torné; la directora de La 8 Bierzo, Marisa Vázquez; y el director de La 8 León, Juan Francisco Martín. Terrón analizó el presente de la Ciuden y del Bierzo y el papel de ambos en el proceso de transición energética.

—¿Cuándo vamos a ver que la Ciuden ha arrancado como el motor económico que se planteó?

—El problema es que Ciuden ha llegado a estar en la reserva más reserva del depósito de combustible y es muy difícil cambiar a marchas muy alta cuando no tienes una fuente de energía que te apoye. Afortunadamente, esto ha cambiado y la crisis de la covid ha venido para apoyar el proceso de transición energética donde Ciuden tiene que jugar su papel. Los 140.000 millones del fondo de recuperación europeo tienen que alimentar muchos de los proyectos de transformación energética que debe haber en este país y Ciuden tiene que ser el eje sobre el que pivote ese proceso a nivel nacional. Ciuden nace con una significación muy ligada al territorio, pero la modificación en los estatutos ha hecho que ya tenga que intervenir a nivel nacional en León, Palencia, Burgos, Galicia, Teruel, Guadalajara, Córdoba, Almería y Cádiz. Su ámbito es extraterritorial.

—¿Esa apuesta por la Ciuden va acompañada de una partida presupuestaria adecuada para que puede desarrollar su nueva labor con solvencia?

—Lo que hay es una apuesta fundamental por la transición ecológica y el Ministerio se ha dado cuenta de que tiene una herramienta muy bien dotada tecnológicamente, pero muy infradotada económicamente. El compromiso que tiene el Gobierno es para este año, 2022 y 2023. Un compromiso de subvención reconocido en los Presupuestos Generales del Estado como para mantener la actividad constante. Por tanto, si la legislatura discurre hasta el final del mandato, esto va a ser así y, de todas formas, yo creo que es ya un compromiso que ningún gobierno podría dejar de lado. Yo estoy satisfecho con que haya una apuesta porque Ciuden intervenga en el proceso de transformación energética. Ahora, tenemos que ser capaces de darle fuerza a esta herramienta que tenemos en España y que está situada en el Bierzo.

A Ciuden han llegado más de mil proyectos desde la montaña palentina hasta el Bierzo. De esos, más de 200 son proyectos empresariales interesantes y si conseguimos ponerlos en marcha, asegurarán un futuro para las próximas décadas

—León es rica en recursos naturales, tiene grandes capacidades energéticas y resulta que es una de las provincias de España que más necesidades tiene. ¿No le parece contradictorio?

—Es una realidad. Esta provincia ha sido y es rica en minerales explotados de forma tradicional a lo largo de los últimos cien años, por lo menos. Parte de esa industria extractiva ha finalizado y tenemos que buscar nuevas fuentes de recursos energéticos o no energéticos. León es tan rica que no puede ligar todo su futuro solo al sector energético. Hay muchas otras capacidades que deben ser evaluadas, transitadas y, en su caso, puestas en marcha. León ha sido, junto a otras zonas como Asturias y Teruel, las que han mantenido el sector energético nacional y, sin embargo, no se han visto compensadas por ello. Quizás habría que buscar, precisamente a través de los mecanismos de transición justa, que se redistribuya la riqueza que generó está provincia y que, en un momento de necesidad como el actual, es obligado que se le compense de algún modo.

—En ese camino de compensaciones debería estar Endesa. Imagino que el Ministerio para la Transición Ecológica debería estar hablando con Endesa sobre cómo compensar a esta tierra, porque se va dejando inversiones claramente insuficientes.

—Hasta donde yo sé, Endesa está en continuo contacto con el Ministerio, con el Instituto de Transición Justa y ni que decir tiene que con nosotros. Cuando tú hablas con Endesa, cuando tú hablas con Enel —ojalá siguiera siendo Endesa y no Enel— ellos consideran que han revertido sobre el territorio suficiente riqueza. Pero yo soy de los convencidos de que Endesa tiene que implicarse más en el futuro de estos territorios. Debiera ser obligado por su parte buscar el apoyo financiero para el desarrollo de proyectos que pueden ser muy interesantes generadores de empleo. Lo que no se debiera entender es que todos los proyectos tengan que ir ligados simplemente a la financiación pública. Tiene que haber un aporte desde la iniciativa privada. Y yo creo que Enel-Endesa apoyará, de una u otra manera, para poner en marcha iniciativas.

El problema es que Ciuden ha llegado a estar en la reserva más reserva del depósito de combustible y es muy difícil cambiar a marchas muy altas cuando no tienes una fuente de energía que te apoye. Afortunadamente, esto ha cambiado

—Hablando de proyectos generadores de empleo y de fondos públicos. ¿Qué problema hubo en la presentación de los proyectos para recibir las ayudas a los municipios afectados por el cierre de las centrales térmicas para que Ponferrada y Cubilllos del Sil se quedasen fuera? Solo Páramo del Sil se llevó el proyecto.

— La convocatoria tenía unas bases muy definidas y los proyectos tenían que adaptarse a esas bases para conseguir la puntuación suficiente. Tristemente, no superaron esa barrera. No fueron seleccionados no porque fuesen mejores o peores proyectos, sino simplemente porque no había un ajuste entre lo solicitado y los criterios que se tenían en cuenta a la hora de valorarlos. Pero estoy convencido de que en próximas convocatorias habrá una adecuación para que puedan ser partícipes.

—Teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra el Bierzo, que no está para perder subvenciones. ¿Todo este tipo de proyectos no tendrían que haber sido supervisados por alguien para no incumplir las bases?

—Quizás tenía que haber habido una asesoría técnica previa a la elaboración de esos proyectos. Tal vez fue un error no haberlo tenido previsto, pero todos los que tenían capacidad para presentarse sabían la reglas de juego. Es como cuando vas a un examen, tú sabes cuáles son los criterios de corrección.

El empleo creado durante cuatro años en la restauración de la Gran Corta de Fabero puede acercarse al centenar, pero a mí me interesa que, una vez restaurada, pase a ser una fuente de generación económica en base a proyectos de diversa índole

—En el Bierzo hay 600 escombreras que hay que restaurar. ¿Está calculado el volumen de negocio y el empleo que se podría generar?

—Si lo hay, desconozco ese dato. Lo que sabemos es que hay dos proyectos que están dando los primeros pasos para ponerse en marcha, que son los de la Gran Corta de Fabero y las escombreras de la zona de Torre y Brañuelas-Villagatón. En el caso de la Gran Corta, el empleo generado durante cuatro años puede acercarse al centenar; pero lo que a mí me interesa es que, una vez restaurada, pase a ser una fuente de generación económica. No es restaurar por el simple hecho de recuperar la fisonomía del territorio, sino de poner en marcha proyectos de diversa índole: energético, ambiental, paisajístico, turístico... La restauración ambiental es una premisa que no podemos obviar, pero a la vez no podemos dejar de lado ningún proyecto industrial importante. A Ciuden han llegado más de mil proyectos desde la montaña palentina hasta el Bierzo. De esos, más de 200 son proyectos empresariales interesantes que si conseguimos poner en marcha asegurarán un futuro para las próximas décadas en este territorio. Y lo importante es que están ligados a todos los sectores (energético, agroalimentario, turístico, cultural). Por lo tanto, estamos diversificando las capacidades para mantener o atraer a la población joven.


Los directores de Diario de León, La 8 Bierzo y La 8 León entrevistaron al máximo responsable de la Ciuden, Arsenio Terrón en un espacio presentado por Manuel Domínguez.

VÍDEO | «El compromiso con la Ciuden es tal que ya ningún gobierno podría dejarlo de lado»
Comentarios