jueves. 07.07.2022
Sucesos

Un conductor ebrio destroza un despacho de lotería en Ponferrada

La Policía Local incrementará los controles de alcohol y la plantilla durante los fines de semana
                      Los bomberos retiran los cascotes y asegura el local con el coche ya fuera del mismo. L. DE LA MATA
Los bomberos retiran los cascotes y asegura el local con el coche ya fuera del mismo. L. DE LA MATA

«Voló y entró directo en la administración de Loterías», aseguró ayer uno de los testigos del accidente de tráfico registrado a primera hora de la mañana en las inmediaciones de la glorieta del Cine de Ponferrada, frente al Hotel AC y el parque de El Plantío, en la parte alta de la ciudad. Él se disponía a abrir el quiosco ubicado frente al establecimiento siniestrado cuando el conductor de un Peugeot de línea deportiva procedente de la avenida del Bierzo perdió el control del vehículo a la altura de la glorieta y terminó empotrado dentro de la administración número 8, Suerte Berciana. Fue a primera hora de la mañana y el conductor cuadruplicaba la tasa de alcoholemia permitida, según confirmaron después fuentes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Ponferrada. Junto a él iba un acompañante y ambos resultaron heridos leves pese a la espectacularidad del impacto y a los graves daños materiales provocados.

Elevada tasa de alcohol
El conductor, que iba con un acompañante, cuadruplicaba la tasa de alcoholemia permitida

Voló y entró dentro
Reventó la puerta y parte de la fachada e hizo un agujero en la pared del portal colindante

Tal fue la fuerza de la colisión, que el coche no solo destrozó la puerta de entrada y parte de la fachada del local de venta de lotería, sino que arrasó su interior y provocó también un agujero considerable en la pared que media con el edificio de viviendas colindante. Tanto que ambos espacios quedaron comunicados entre sí. Por eso tuvieron que intervenir los bomberos, para asegurar bien las estructuras y retirar los cascotes que pudieran generar algún peligro antes de proceder a la retirada del vehículo.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron también efectivos de la Policía Municipal, de la Policía Nacional y una dotación de Sacyl con una ambulancia que valoró a los dos ocupantes del turismo al tiempo que los agentes municipales les practicaban la obligada prueba de alcoholemia. No fue la única que tuvieron que realizar en una madrugada complicada que ha llevado a la Concejalía de Seguridad Ciudadana de la capital del Bierzo a tomar la decisión de reforzar tanto los controles nocturnos como la plantilla de la Policía Local durante los fines de semana y a las puertas de las fiestas navideñas, «ante los gravísimos hechos acontecidos», explicaron fuentes de la misma.

                      La parte delantera de vehículo quedó destrozada. L. DE LA MATA
La parte delantera de vehículo quedó destrozada. L. DE LA MATA

                      El Peugeot entró por completo en la administración. M. C.
El Peugeot entró por completo en la administración. M. C.

Dos conductores fugados

El accidente de la administración de Loterías ubicada en el número 66 de General Vives fue el más grave pero no el único de la noche. Hubo otros dos y en ambos casos los conductores se dieron a la fuga, aunque después fueron localizados e identificados por los agentes.

Uno de estos siniestros se produjo en otra glorieta. En este caso, la ubicada en la confluencia entre la avenida de Asturias y la calle Ciudad de Bérgida, a la altura del taller de Bibicar. El otro fue en la calle Hamburgo, en las inmediaciones del Parque Industrial del Bierzo (PIB). El balance de la madrugada se cerró con la identificación de otro conductor que, aunque no causó ningún accidente, fue interceptado conduciendo borracho. Triplicaba la tasa de alcoholemia permitida, según informó ayer la Concejalía de Seguridad Ciudadana.

Antecedentes similares

Hace poco más de un mes, otro conductor ebrio empotró el coche en el que circulaba contra la glorieta que hay frente a la iglesia del barrio del Cuatrovientos. Fue también de madrugada e igualmente cuadruplicaba la tasa de alcoholemia permitida. Trazó una línea recta en lugar de hacer la rotonda y los daños provocados obligaron al Ayuntamiento de Ponferrada a reformar esta infraestructura y a tomar la decisión de mejorar la iluminación y las medidas de seguridad.

Así mismo, a finales de noviembre, otro hombre que conducía bajo los efectos del alcohol provocó daños en cinco vehículos estacionados en la calle cuando intentaba sacar el suyo de la plaza de aparcamiento en la que lo había dejado, en el barrio de La Estación. Varias cámaras de seguridad grabaron las maniobras del conductor tratando de dar marcha atrás y golpeando los coches de al lado. Y a finales de septiembre, también de madrugada, un coche acabó empotrado contra una farola frente al Castillo de los Templarios. El conductor no solo dio positivo en alcoholemia, sino que tenía retirado el carné de conducir.

Un conductor ebrio destroza un despacho de lotería en Ponferrada
Comentarios