martes 19.11.2019

El conserje de la térmica aficionado a la fotografía

El conserje de la térmica aficionado a la fotografía

Ubaldo Enrique Fernández Barcia (1930-1997) nació en Villafranca del Bierzo, donde pasó su primera infancia, hasta que junto a su hermana Rosa se mudó a Madrid después de la guerra. En aquellos años de autarquía y estraperlo, cuenta su hijo Ubaldo Fernández, cursó estudios en una escuela de auxilio social. La mili la hizo en la Virgen del Camino, en la escuela de vuelo sin motor, donde conoció a su futura esposa, Tomy. Pronto comenzó a trabajar para la MSP y después para Endesa, donde permaneció cuatro décadas como conserje, sobre todo, de las centrales térmicas de Compostilla I y II. Durante una excedencia en Alemania se aficionó a la fotografía y regresó con una cámara Adox. Junto a su amigo Gumersido Blanco, solía hacer excursiones fotográficas en moto. «Siempre dos viajes, el primero para estudiar sus paisajes y horario de luz de los objetos y el segundo para hacer ya las fotos», cuenta su hijo, retratado de niño por su padre en la imagen de arriba tomada por Blanco.

El conserje de la térmica aficionado a la fotografía