lunes. 15.08.2022

En muy poco tiempo, el patrimonio minero del Bierzo ya tiene dos BIC. La declaración como conjunto histórico de la antigua térmica de MSP, la mayor consideración a nivel nacional, se suma desde ayer a la declaración, esta vez a nivel autonómico, de Fabero como conjunto etnográfico por parte de la Junta de Castilla y León. Fuera del Bierzo figuran también como Bienes de Interés Cultural el Pozo Ibarra de Ciñera de Gordón y la sede del Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León en Sabero.

La declaración de la cuenca minera faberense incluyó un gran número de enclaves que se ubican dispersos por su territorio. En esa declaración, se trató de valorar y proteger un sistema patrimonial en su conjunto, con independencia de aquellos elementos y maquinaria que por su contemporaneidad, uso o implantación, merezcan una consideración diferencial respecto al valor del conjunto. No obstante, se singularizaron y delimitaron aquellos elementos de mayor interés contrastado, aquellos con una mayor capacidad de caracterización patrimonial, bien por la importancia de los elementos arquitectónicos industriales que conservan, bien por la contribución a la trama urbanística, por su papel estructurante en el territorio, o por su fuerte impronta social. De esta forma, se definieron por su relevancia específica el Pozo Viejo, Pozo Julia, Mina Alicia, Mina Negrín, Poblado de Diego Perez y Línea de baldes e itinerarios.

La pregunta que surje ahora es qué otros elementos mineros pueden tener la misma consideración. En Ponferrada, las carboneras del barrio de MSP tienen los días contados. El Ayuntamiento que preside Olegario Ramón las quiere derribar. ¿Son parte también del pasado minero de Ponferrada?.

De la conservación de Fabero al final anunciado de las carboneras
Comentarios