martes 27/10/20

El Cristo de la Fortaleza se va a Compostela

La Basílica de la Encina presta la figura para una muestra sobre el Camino.
Detalle del Cristo de las Maravillas o de la Fortaleza.

Avalado por un seguro «de clavo a clavo», en expresión del rector de la Basílica de La Encina, Antolín de Cela la talla medieval del Cristo de la Fortaleza, ha hecho esta semana su propia peregrinación a Compostela para formar parte de una ambiciosa exposición sobre el Camino de Santiago en el Museo Centro Gaiás de la Ciudad de la Cultura de Galicia. La talla de madera policromada del finales del siglo XIII o principios del XIV que se exhibe en la Basílica de La Encina, ha viajado con una cobertura que cubre todos los restos que pueda correr la pieza.

La Basílica recibirá contrapartidas, según explicó ayer De Cela. «Normalmente, este tipo de préstamos se hacen sin coste económico, pero en esta ocasión hemos conseguido también que la Xunta nos haya ofrecido el gesto de restaurarnos un cuadro menor de los que conformarán en su día el futuro Museo de Arte Sacro», aseguró en una nota.

La muestra abrió el pasado viernes y el rector de La Encina expresaba ayer su satisfacción. «Entendemos que para nuestra ciudad ha de ser un orgullo el que su nombre, historia y antiguas tradiciones religiosas se den a conocer en todo el mundo gracias a su patrimonio y que el préstamo sea también una manera de responder desde la generosidad a quienes también prestaron su patrimonio para hacer aquí las Edades del Hombre u otras exposiciones que puedan surgir en el futuro».

El Cristo de las Maravillas o de la Fortaleza, llamado así porque su primera ubicación fue la capilla del Castillo de Ponferrada, regresará a la Basílica de la Encina en el mes de septiembre, cuando finalice la exposición. La talla estuvo colgada hasta hace unas décadas en la iglesia de San Andrés, a los pies de la fortaleza.

El castillo de Ponferrada si albergará a partir de esta Semana Santa una réplica de la talla medieval, que ha costado unos cuatro mil euros y que ha sido sufragada por una cuestación popular.

El Cristo de la Fortaleza se va a Compostela